Un barco ruso abandonado en 2014, el origen de la explosión en Beirut

Un barco ruso abandonado en 2014, el origen de la explosión en Beirut

La carga explosiva que provocó el siniestro llevaba seis años en el puerto de Beirut sin ningún tipo de vigilancia especial por parte de las autoridades

El buque carguero Rhosus que transportó desde Georgia hasta Beirut el nitrato de amonio que provocó la explosión en el puerto de Beirut (Foto: Twitter/Michael A. Horowitz)

MIAMI, Estados Unidos. – Las 2 700 toneladas de nitrato de amonio causantes de la explosión de este martes en el puerto de Beirut, capital de Líbano, fueron abandonadas por un magnate ruso en 2014, según ha trascendido en las últimas horas.

La carga explosiva que provocó el siniestro llevaba seis años allí sin ningún tipo de vigilancia especial por parte de las autoridades.

Medios como The Times y Al Jazeera señalan que el nitrato de amonio está en puerto libanés desde el 23 de julio de 2014, y que la carga había llegado meses antes a bordo del barco de origen ruso MV Rhosus. Su entonces dueño, el empresario ruso Igor Grechushkin, radica actualmente en Limassol, Chipre.

Informes del Consejo de Defensa Libanés aseguran que el barco viajó desde Batumi, en Georgia, a Mozambique cuando sufrió un problema técnico que obligó a realizar la parada no programada en Beirut.

El navío fue detenido en octubre de 2013 tras la inspección de las autoridades portuarias libanesas, que encontraron “una serie de deficiencias elocuentes que hacían imposible que continuara en esas condiciones por aguas del Mediterráneo”.

Tras permanecer varios meses en el Líbano, Grechushkin dejó el barco abandonado en puerto libanés, declarándose en bancarrota poco después.

Finalmente, el nitrato se descargó y se almacenó en el puerto debido a su peligrosidad.

Fuentes oficiales aseguraron a la agencia británica Reuters que la permanencia del nitrato de amonio en el puerto fue un “acto de total negligencia”.

“No es aceptable que un cargo de nitrato de amonio que pesa 2 750 toneladas esté desde hace seis años en un almacén sin tomarse las medidas preventivas, exponiendo la seguridad de los ciudadanos”, declaró públicamente el jefe de Estado libanés, Michel Aoun.

Por su parte, el director General de Aduanas del Líbano, Badri Daher, explicó que ese organismo había enviado seis documentos al poder judicial advirtiendo que el material representaba un peligro para la seguridad de la ciudad y de los ciudadanos.

“Solicitamos que se reexportara, pero eso no sucedió. Dejemos que los expertos y los interesados determinen por qué”, dijo el funcionario a la emisora local LBCI.

La explosión, que arrancó con un incendio en el almacén 9 y se extendió hasta el 12, donde estaba el nitrato, dejó más 135 muertos, cientos de desaparecidos y a unas 300 000 personas sin hogar.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]