TSA podría controlar la seguridad de vuelos estadounidenses en aeropuertos cubanos

TSA podría controlar la seguridad de vuelos estadounidenses en aeropuertos cubanos

La nueva legislación fue aprobada por el Senado de EE.UU. y solo falta que el presidente la firme

Inspectores de TSA revisando seguridad en aeropuerto cubano, Foto tomada de Martí Noticias

MIAMI, Estados Unidos.- Con 398 votos a favor y 23 en contra el Senado de Estados Unidos aprobó un proyecto legislativo que pone en vigor cláusulas básicas de la Ley de Seguridad de Aeropuertos en Cuba, informó Martí Noticias.

Dicha legislación fue promovida por el senador cubanoamericano Marco Rubio, republicano por Florida, y ahora la propuesta solo necesita de la firma del Presidente Donald Trump para que se convierta en ley.

Rubio ha reclamado desde el reinicio de vuelos comerciales entre Estados Unidos y Cuba, en 2016, que la Administración Federal de Aviación (FAA) tenga mayor acceso al funcionamiento de los aeropuertos de la isla, y al control de pasajeros embarcados en vuelos estadounidenses, dice la nota.

“Los aeropuertos de Cuba no tienen el mismo nivel de seguridad que los aeropuertos de Estados Unidos, lo que quiere decir que es posible que un terrorista se aproveche de eso y pueda entrar en un avión en camino a EEUU y usarlo como un arma”.

La Administración de Seguridad del Transporte (TSA) tendrá que informar al Congreso, cuando la ley entre en vigor, sobre el cumplimiento de las medidas de seguridad en los aeropuertos cubanos y obligará a las compañías que fletan vuelos a la isla a entregar con anticipación sus horarios de operaciones.

La legislación establece también que se debe dejar claro por escrito en los contratos con Cuba que en ningún vuelo comercial puede faltar un alguacil estadounidense.

Las cláusulas referidas a Cuba y que fueron propuestas por Rubio establecen que:

Seguridad de la Aviación en Cuba: Rubio patrocinó una disposición para implementar una parte de la Ley de Seguridad Aeroportuaria de Cuba, que exige que la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) proporcione al Congreso una información confidencial sobre las medidas de seguridad aeroportuaria en Cuba, así como implementar las recomendaciones de un informe de GAO de agosto de 2018 sobre la seguridad de la aviación cubana al exigirle a la TSA que mayor control sobre operadores de entre EEUU y Cuba para proporcionar horarios actualizados de vuelos. La cláusula impone un mecanismo que corrobora y valida los datos de los horarios de vuelo para rastrear de manera más confiable las operaciones de flete de las compañías aéreas.

Normas de seguridad internacional: Un componente de la Ley de Seguridad aeroportuaria cubana requerirá que la TSA consulte con la Organización de Aviación Civil Internacional para presentar un informe al Congreso que detalle su objetivo de mejorar las normas de seguridad aeroportuaria en todo el sistema mundial de aviación.

Acuerdos para presencia de un alguacil federal: Esta disposición requiere que la TSA desarrolle una base estándar para todos los acuerdos con gobiernos y socios extranjeros. El 20 de septiembre de 2016, Rubio exigió respuestas de la administración de Obama sobre la ausencia del requerimiento de un alguacil federal en los vuelos entre ambos países.

La legislación aprobada por el Senado también incluye dar un plazo de tres años a la Agencia Federal de Emergencias (FEMA) para retirar fondos destinados a la ayuda de damnificados después de un huracán.

Al respecto, según la publicación de Martí, Rubio dijo que estaba orgulloso de poder asegurar varias disposiciones importantes para la Florida que ayudarán a las comunidades de todo el estado y Puerto Rico a recuperarse de desastres.

“Esta propuesta incluye una solución que he defendido durante mucho tiempo y que limita la capacidad de FEMA para recuperar fondos por varios años, y en ocasiones décadas, después de que las comunidades usen estos dólares necesarios para recuperarse de eventos naturales devastadores”, declaró Rubio. “Espero que el Presidente apruebe este proyecto de ley para mejorar el proceso de desobediencia de FEMA, dando a nuestras ciudades y condados la claridad que tanto necesitan y que se merecen”.

[fbcomments]