El sueño de visitar Cuba se convirtió en pesadilla

El sueño de visitar Cuba se convirtió en pesadilla

Una pareja británica ha narrado el “infierno” que fue su viaje a la Isla

Paul Williams y Caroline (Mirror Online)

MIAMI, Estados Unidos.- Una pareja británica ha narrado al Mirror Online el “infierno” que fue su viaje a Cuba.

El aturdido Paul Williams había ahorrado durante dos años 4000 libras para viajar a Cuba con su compañera Caroline, pero se quedó furioso con las condiciones en su hotel de cuatro estrellas.

El hombre de 38 años de Northampto reservó a través de Virgin Holidays.

En un catálogo de quejas, dijo que las aguas residuales se filtraron al edificio, las duchas no funcionaron, una habitación que se le dio inicialmente olía a orina, los baños estaban sucios y los accesorios eléctricos colgaban de la pared.

La agencia de vacaciones le ha ofrecido un cupón de 200 libras como un gesto de buena voluntad, y dijo que enviará personal de alto nivel para evaluar el complejo, que cuesta 51 libras por noche para alojarse.

Paul le dijo a Mirror Online: “Hemos estado en Egipto cuando hubo revueltas y atentados, pero nunca antes habíamos querido ir a casa antes del final de unas vacaciones.”

“Caroline estuvo llorando la mayor parte de las vacaciones.”

Dijo que era la primera vez que la pareja se iba de vacaciones sin los hijos mayores de Caroline. Ahora está exigiendo un reembolso.

“Si estas vacaciones no nos hubieran costado más de 4000 libras, sería cómico”.

Paul, que construye repuestos para autos de Fórmula 1, dijo que después de una tormenta tropical, el restaurante, la cocina y el vestíbulo se inundaron de agua sucia, lo que significaba que los invitados debían caminar a través de las aguas residuales hasta los tobillos.

También regresaron a su habitación para descubrir que no había agua para grifos y duchas, dijo.

Al día siguiente, dijo Paul, Caroline, de 55 años, se despertó con una erupción en la espinilla, aunque la compañía de vacaciones dijo que no hay evidencia de que esto esté relacionado con la inundación.

“Las instalaciones del hotel estaban sucias, repugnantes e inutilizables el 90% del tiempo”.

“Tuvimos que caminar una milla hacia y desde la habitación de nuestro hotel cada vez que necesitábamos el baño”.

La pareja pasó tres noches en la capital cubana, La Habana, después de llegar el 30 de abril de este año, antes de viajar al popular balneario de Varadero en el norte de la isla.

Luego pasaron 11 noches en el hotel, donde dicen que el personal fue grosero, la comida era mala y las paredes estaban “medio pintadas” para cubrir el moho.

Cuando llegaron, dijo, inicialmente les dieron una habitación que “olía a orina”. “Fue desagradable”, afirmó Paul.

Una vocera de Virgin Holidays dijo a Mirror Online: “Nunca queremos decepcionar a nuestros clientes, por eso es tan desalentador escuchar que el Sr. Williams no está contento con su experiencia.”

“Hemos presentado la queja en su totalidad al hotel y hemos enviado miembros del personal de alto rango para volver a auditar la propiedad para garantizar que cumpla con nuestros puntos de referencia excepcionalmente altos”.

[fbcomments]