Senador de EEUU: La tensión con Cuba beneficia a Rusia

Senador de EEUU: La tensión con Cuba beneficia a Rusia

Al legislador se le conoce por haber sido impulsor del ‘deshielo’

Patrick Leahy (i) frente a Raúl Castro, en una visita que efectuara el primero a Cuba (AP)

WASHINGTON, Estados Unidos.- El senador demócrata estadounidense Patrick Leahy sugirió hoy que la respuesta del Gobierno de Donald Trump a los supuestos ataques acústicos en Cuba estuvo guiada por la “conveniencia política”, y advirtió de que “adversarios” como Rusia pueden beneficiarse del aumento en la tensión bilateral.

Leahy, uno de los mayores defensores del proceso de deshielo bilateral en el Senado estadounidense, lamentó que el Gobierno de Trump haya decidido ordenar la salida de 15 diplomáticos cubanos que estaban en Washington, retirado a la mayoría de su personal en La Habana y aconsejado a sus ciudadanos que no viajen a la isla.

“Estas acciones no solo son contraproducentes para resolver este misterio, sino que inevitablemente castigarán al pueblo cubano”, escribió Leahy en un artículo de opinión publicado en el diario The Huffington Post.

“Sin una pizca de evidencia, ni un motivo, que relacione al Gobierno cubano con estos incidentes, parece que nuestras acciones hayan estado guiadas por la conveniencia política, no por la diplomacia”, agregó.

El senador opinó que “quien sea responsable” de los ataques a al menos 22 diplomáticos estadounidenses en Cuba “tiene un objetivo claro: sabotear el joven acercamiento entre Estados Unidos y Cuba”.

“No podemos dejar que triunfen”, subrayó Leahy.

“Aunque no sabemos quién es responsable, sí sabemos que nuestros adversarios en el extranjero, incluida Rusia, tienen una clara motivación para abrir una brecha entre Estados Unidos y Cuba, con el fin de lograr sus fines geopolíticos. Y como estamos viendo en todo el mundo, cuando nosotros nos desconectamos, nuestros adversarios se apresuran a llenar el vacío”, añadió.

Leahy recordó que, aunque hay informes de que al menos cinco familias de diplomáticos canadienses en Cuba resultaron también afectados por los ataques, el Gobierno de Canadá “no ha retirado a sus diplomáticos ni emitido una alerta de viaje”.

“Si quien sea responsable de esto quiere destruir el deshielo entre nuestro país y Cuba, lo está consiguiendo”, sentenció.

“Pero si el Departamento de Estado quiere proteger a nuestros diplomáticos e impulsar nuestros intereses, deberían hacer todo lo posible, incluido cooperar completamente con el Gobierno cubano y expertos regionales de salud pública, para resolver este misterio y que nuestras embajadas puedan reanudar sus operaciones normales”, alegó.

Aunque el Departamento de Estado asegura desconocer “qué o quién” provocó los misteriosos incidentes, sí acusa a La Habana de no haber cumplido con su obligación de garantizar la seguridad de los funcionarios estadounidenses en su territorio.

El Gobierno cubano, por su parte, ha negado toda responsabilidad en los incidentes y ha asegurado que los ha estado investigando desde que tuvo conocimiento de ellos, aunque se ha quejado de la falta de cooperación de las autoridades estadounidenses a la hora de compartir información y de la falta de pruebas de los sucesos.

(EFE)

comments