Secuestrada, desnudada y golpeada por donar alimentos y medicinas

Secuestrada, desnudada y golpeada por donar alimentos y medicinas

“Me dijeron que lo pensara bien antes de seguir haciendo contrarrevolución, porque al parecer, ayudar a los más necesitados, para ellos, es contrarrevolución”

Eli Salcedo
Eli Salcedo. Foto cortesía

LA HABANA, Cuba.- “Me dijeron que me iban a desaparecer si continuaba en actividades contrarrevolucionarias”, declaró Idelisa Diasniurka Salcedo Verdecia (Eli Salcedo) tras ser liberada unas 5 horas después de su secuestro, este viernes 18 de septiembre, en Alquízar, provincia de Artemisa.

La activista había sido detenida en la vía pública por la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) cuando se disponía a entregar unos medicamentos y recibir otros, destinados a familias necesitadas.

Según narró, el arresto fue violento, una mujer vestida de uniforme de la PNR y dos hombres vestidos de civil la esposaron y empujaron dentro de la patrulla 7022 de la Guardia Operativa; también le arrebataron su teléfono celular y su cartera.

No le explicaron el motivo de la detención, no le presentaron orden de arresto ni le leyeron sus derechos.

En la unidad policial de Alquízar, dos mujeres oficiales le ordenaron que se desnudara; al ella negarse, la golpearon, obligándola a hacerlo e incluso hacer cuclillas para cerciorarse de que no llevaba nada escondido en sus genitales.

Luego, fue interrogada y amenazada por un oficial de la Seguridad del Estado (SE) que se identificó como Oscar.

Eli, como la conocen todos, es promotora del proyecto comunitario “Casa a Casa”, mediante el cual se entregan donaciones de alimentos y medicinas a personas necesitadas de la provincia. Con ese fin, creó además el grupo de Facebook denominado Las Marianas del Presente.

Salcedo Verdecia afirma que fue liberada en pocas horas ya que los oficiales estaban conscientes de la presión que se estaba ejerciendo en las redes sociales y medios de prensa desde el momento de su detención.

Antes de ser liberada, le confiscaron 200 CUC que, según explica, llevaba con el objetivo de comprar alimentos para un comedor comunitario que pretende implementar, para así ayudar a personas que no tengan qué comer. Asimismo, le decomisaron su teléfono celular, medicamentos y su equipo de tomar la presión arterial.

Eli Salcedo
Momento en que Eli Salcedo entrega donaciones a familias necesitadas. Foto cortesía

“Me dijeron que lo pensara bien antes de seguir haciendo contrarrevolución, porque al parecer, ayudar a los más necesitados, para ellos, es contrarrevolución”, alegó.

En las últimas semanas, Salcedo Verdecia ha entregado donaciones a varias familias de la comunidad. También se ha pronunciado en redes sociales por Daniel y Mileydi Salcedo, dos activistas y familiares suyos que han padecido igualmente la represión y asedio de la Seguridad del Estado cubana.

Por tales motivos, Eli ha sido incluso amenazada de muerte.

“Fue una situación difícil, pero a la Seguridad del Estado le digo por aquí, como le dije en la oficina —expresó en su perfil de Facebook— no voy a dejar de hacer lo que hago, no voy a dejar de denunciar, (…) yo soy de las que dicen que, mientras más represión, más yo haré”.

El gobierno de Cuba firmó y ratificó la Convención Internacional contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes. La misma, en su artículo 1.1, estipula que se entiende por “tortura”: todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras (…).

Asimismo, el régimen cubano firmó y ratificó la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas y la Convección Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer; ambos fueron igualmente quebrantados.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Camila Acosta

Graduada en Periodismo en la Universidad de La Habana, 2016. Investigadora, Documentalista y Especialista en Comunicación del Club de Escritores y Artistas de Cuba (CEAC). Reside en La Habana, Cuba

[fbcomments]