Pastores cubanos: Regulados por creer en Dios

Pastores cubanos: Regulados por creer en Dios

El régimen impidió salir del país a Josué Rodríguez Legrá, Pastor Bautista residente en Palma Soriano y presidente de la zona oriental en la Convención Bautista de Cuba

(Foto: Collage CubaNet/Cortesía del autor)

WASHINGTON, Estados Unidos. – Las autoridades cubanas impidieron salir del país a Josué Rodríguez Legrá, Pastor Bautista que reside en Palma Soriano, Santiago de Cuba, y que funge como presidente de la zona oriental en la Convención Bautista de Cuba.

Rodríguez Legrá debía participar en la Asamblea Evangélica que se celebra en Orlando, Florida, pero al llegar al Aeropuerto Internacional Antonio Maceo le notificaron que estaba “regulado”.

“Me comunicaron que no podía viajar, que estaba regulado y que yo sabía las razones (…) Imagino que tenga que ver con las cuestiones de la creación de la alianza, de todas las iglesias que nos unimos”, dijo el cristiano a Radio Martí.

“Quiero hacerles saber a todos mis hermanos y amigos que me esperaban en Miami a partir de hoy que no he podido viajar, pues tengo una prohibición por parte del gobierno cubano que me impide salir del país. Todavía no sé las razones, pero es lamentable. Oren por esta situación. Saludos a todos. Dios los bendiga”, publicó el reverendo en su cuenta de Facebook.

El Pastor bautista Mario Félix Lleonart, presidente del Instituto Patmos, lleva un listado al día de las personas reguladas por parte del régimen. En su actualización de este 13 de noviembre, recoge un total de 204 personas impedidas de salir fuera de Cuba, de los cuales, más de una veintena de regulados son por motivos religiosos.

Entre las creyentes regulados se encuentran nombres conocidos, como el de Alain Toledano Valiente, Pastor de la Iglesia Enmanuel y Líder del Movimiento Apostólico “Sendas de Justicia” en Santiago de Cuba; Adrián del Sol Alfonso, de la Iglesia Independiente de Santa Clara; Ricardo Fernández Izaguirre, periodista del Ministerio Fuego y Dinámica en Camagüey; Ramón Rigal Rodríguez, presidente del Ministerio “Fe Abundante” en Guantánamo, y sus hijos; y Roberto de Jesús Quiñones Haces, voluntario de Pastorales de la Diócesis Católica de Guantánamo Familiares y Penitenciaria.

Cabe resaltar que también se encuentra regulado el polémico Pastor Ricardo Pereira Díaz, presidente de la Iglesia Metodista en Cuba, quien fue el promotor de la campaña “Estoy a Favor del Diseño Original”, en contra del Matrimonio Igualitario.

Para Mario Félix, estas regulaciones a líderes religiosos no tiene otro precedente que la molestia del régimen de Cuba por la creación, en junio pasado, de la Alianza de Iglesias Evangélicas Cubanas (AIEC).

“La alianza se creó porque las denominaciones que la integraron no se sentían representadas por el Consejo de Iglesias de Cuba (…) Lamentablemente, la directiva del CIC goza de muy mala reputación entre los creyentes cubanos, por ser manipulado por el régimen. Y desde su creación, los líderes de la nueva alianza han sido constantemente acosados. Uno de los métodos para ejercer presión sobre ellos, ha sido la regulación.”

Según pudo constatar este diario, el domingo pasado, junto al pastor regulado en Santiago de Cuba, viajó por el Aeropuerto Internacional José Martí, el también pastor Dariel Llanes Quintana, Secretario General de la Convención Bautista Occidental, quién estuvo entre los fundadores de la AIEC. El Reverendo, según feligreses de su congregación, se retiró a tan solo dos meses de creada la organización independiente debido a presiones gubernamentales y a la negativa recibida por el gobierno de Cuba en el mes de julio de participar en la Conferencia Ministerial para el Avance a las Libertades Religiosas, celebrado en Washington.

“Esta es la presión que quiere la dictadura, que los pastores sean sometidos a ellos y tengan miedo de viajar y perder sus beneficios, poniendo su sometimiento a un gobierno por encima de la fe en Dios”, dijo a CubaNet uno de los feligreses, que pidió mantenerse en anonimato.

Para el presidente del Instituto Patmos, las libertades religiosas constituyen el medidor de hasta donde en una sociedad, los derechos son respetados o no.

“En una sociedad donde las libertades religiosas son respetadas, con toda seguridad, el resto de los derechos será respetado. Por el contrario, en cualquier sociedad donde las libertades religiosas sean violentadas, con toda seguridad, el resto de los derechos estarán siendo violados también”, apuntó.

Más adelante dijo que “el impedimento de viajar libremente fuera de Cuba a líderes o activistas religiosos, constituye solo una de las tantas modalidades de violaciones a las libertades religiosas que existen en Cuba, y como puede apreciarse, constituye un poderoso método de coacción y presión empleado por parte de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Partido Comunista para intimidar y frenar la fe. Son la categoría de los regulados por creer en Dios y/o ser consecuentes a Él Jesucristo, intentando vivir una fe que no se pone de espaldas al pueblo ni hace oídos sordos, como no lo haría Jesús, al clamor de libertad de toda una nación”, selló Lleonart.

El Instituto Patmos es una organización de la sociedad civil cubana fundada en la Iglesia Bautista Eben Ezer, Taguayabón, Villa Clara, el 2 de febrero de 2013, y fue autenticado por European Citizen Action Service (ECAS) el 24 de julio del propio año. Según sus fundadores, posee cuatro objetivos fundamentales, el ejercicio del diálogo interreligioso, la incidencia política, el monitoreo y defensa de las libertades religiosas y la educación en general de los Derechos Humanos.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]