Parrandas de Remedios terminan en tragedia tras fuerte explosión

Parrandas de Remedios terminan en tragedia tras fuerte explosión

Hay una veintena de heridos

Parrandas de Remedios (Facebook)

VILLA CLARA, Cuba.- A las 10 y 12 de la Nochevieja, durante el transcurso del tradicional saludo con luces pirotécnicas y explosivos del Barrio San Salvador (El Gallo) a su pueblo y visitantes —en celebración de la tradicional fiesta popular que este año volvió a su cauce tras 2 suspensiones seguidas— resultaron heridos, quemados y aplastados por la muchedumbre despavorida un total de 24 personas; de ellas 18 en estado grave, 4 menores de edad y 2 con peligro inminente para sus vidas, al reventar una larga fila de morteros de gran calibre ubicados en plena calle.

La información anterior fue ofrecida a la medianoche, justo cuando tras dos horas de tenso silencio e iniciada ya la tradicional Misa del Gallo en la Parroquial Mayor, las autoridades informaron —vía altavoces— que se suspendía el espectáculo de fuegos por decisión del partido provincial, el gobierno local y la PNR. Que solo se terminaría de exhibir lo que ya estaba preparado y que carrozas y trabajos de plaza iluminarían la noche como complementos a la truncada fiesta visual.

Se supo que este año en que se valoraría por proposición conjunta de esos mismos organismos declarar estas festividades centenarias como Patrimonio Intangible de la Humanidad por la UNESCO, ningún ministro (ni del Turismo u otro ramo) que habían anunciado su venida al final lo hizo, porque alegaron falta de estudios complementarios de seguridad para celebraciones de estas magnitudes, las que engloban a miles de personas en tan reducido espacio.

Hace unos años un accidente similar, derrumbó casas, muros de edificios y mató a una persona, quien por avanzada edad permanecía acostada en el interior de su vivienda, al desplomarse una pared lateral.

La mala calidad de los artilugios usados esta vez, fueron la causa explicada para la suspensión. Otra sería la falta de accesos rápidos al centro del Parque y sus alrededores de vehículos auxiliadores debido a la magna —y espontánea— concentración de masas.

Vale recordar que cada mortero electrónico, paloma artesanal conteniendo clorato de aluminio, palenque de pólvora negra o volador raso confeccionado a mano, puede costar entre 1 y 40 CUC respectivamente. Y que en estos lares se queman por millares cada año para el “disfrute de nuestro pueblo trabajador”.

Hasta horas tempranas de esta mañana se carecía de más noticias acerca de la vida de un menor (de unos 12 años) quien resultó prácticamente destajado por la  explosión en tierra de cúmulo de artefactos que debieron explotar en el cielo, ni de la otra persona en estado grave.

Las autoridades explicaron previamente también que, gracias a la rápida intervención de los profesionales médicos de guardia en el Hospital 26 de Diciembre —el que pasado mañana arribará a otro aniversario liberador— y a la “revolución” que a nadie “nunca abandona”, los lesionados tendrían la debida atención.

[fbcomments]