Ocho meses de prisión: auto judicial confirma sentencia contra Denis Solís

Ocho meses de prisión: auto judicial confirma sentencia contra Denis Solís

El documento, respuesta a la solicitud de Habeas Corpus presentada por amigos del rapero, revela que el juicio sumario contra el artista tuvo lugar el pasado 11 de noviembre

(Foto: CubaNet)

LA HABANA, Cuba. – La sentencia es firme. Denis Solís, el rapero miembro del Movimiento San Isidro, ha sido condenado a ocho meses de privación de libertad por el delito de Desacato, según un auto judicial recogido por activistas en el Tribunal Provincial Popular de La Habana.

El documento, respuesta a la solicitud de Habeas Corpus presentada por amigos del rapero, señala que el juicio sumario tuvo lugar el pasado 11 de noviembre.

La abogada Laritza Diversent, directora del centro de asesoría legal Cubalex, señala que el caso presenta graves irregularidades.

“Desde el principio dije que el proceso es sumario y no se respetaron las garantías del debido proceso, lo que para nosotros representa una total ilegalidad”, explicó la jurista a CubaNet.

El documento relata cómo el rapero fue apresado en las calles Habana y Paula, en el municipio de Habana Vieja, el pasado 9 de noviembre.

Tras la detención, no se supo nada más de Solís hasta el día 12, cuando la curadora Anamelys Ramos recibió información en el Vivac: el joven había sido trasladado hacia la prisión de Valle Grande, en las afueras de la capital.

Entre las irregularidades que describe el documento se encuentra la descripción de un proceso judicial que nunca sucedió al menos como se narra allí.

Dice que fue puesto a disposición del fiscal el día 10 a las 13 horas, “notificándosele la detención preventiva dispuesta (…) donde se le hacía saber su derecho a nombrar abogado y proponer pruebas en el proceso”, lo que resulta ser incierto. Solís ha permanecido incomunicado desde el momento de su detención y tanto su familia como los amigos que reclaman su liberación desconocían su paradero.

Cabe señalar que la policía intentó hacer un registro ilegal en casa del rapero en busca de pruebas que lo incriminaran en un proceso de tráfico de drogas. La familia no los dejó. También pidieron un par de zapatos para Solís y eso hace pensar en las condiciones en que podía haber quedado luego de su detención violenta.

“Estamos hablando de alguien que ha sido víctima del sistema legal cubano, del sistema aberrante que es la dictadura cubana… Por ese mismo sistema han pasado tantas cosas. Vimos lo que le pasó a José Daniel Ferrer. Está el caso de Ariel Ruiz Urquiola, a quien le inocularon el VIH”, sostuvo Luis Manuel Otero Alcántara, quien en incontables ocasiones ha estado detenido por delitos que no ha cometido.

“¿Por qué lo han hecho con él específicamente?”, cuestionó el artivista. “Quizás porque crean que es el eslabón más débil o para probarnos como Movimiento San Isidro. Para ver de qué estamos hechos. Quizás crean que como fue el último que entró tengamos menos conexiones. Pero ellos parece que no saben que a mí me da lo mismo que sea o no del movimiento. Basta con que sea un ser humano”, agregó Otero Alcántara, quien, cuando mataron al joven Hansel Hernández, de Guanabacoa, también estuvo dispuesto a salir a la calle.

Las exigencias de excarcelación de Denis Solís han derivado en tres días seguidos de detenciones arbitrarias, desapariciones y golpizas por parte de la policía política. También han traído consigo solidaridad con otros grupos de activistas, periodistas y artistas independientes.

El listado de los manifestantes repite nombres, pero la crueldad de la policía no ha tenido límites. Omara Ruiz Urquiola fue arrastrada por el piso hasta lastimarle una lesión del cáncer; Anamelys Ramos fue golpeada por una policía que le rompió la quijada; a Eralidis Frómeta, de Delibera, la golpiza le ha inflamado los ligamentos de la mano; y a Maykel Castillo le han provocado lesiones en la cervical. El resto ha sido llevado a estaciones de policías y liberados en medio de la noche en lugares distantes al centro de la ciudad.

Varias organizaciones internacionales se han pronunciado contra la injusticia. Freedom House publicó un comunicado en el que expresaba su desacuerdo; Pedro Vaca, relator especial para la libertad de expresión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), abordó en Twitter la necesidad de que cesaran este tipo de ataques; y Artículo 19, de México, ha lanzado una alerta no solo por los derechos de los periodistas que cubren el caso, sino también por los del resto de activistas y artistas involucrados.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

María Matienzo Puerto

Maria Matienzo Puerto: Una vez soñé que era una mariposa venida de África y descubrí que estaba viva desde hacía treinta años. A partir de entonces construí mi vida mientras dormía: nací en una ciudad mágica como La Habana, me dediqué al periodismo, escribí y edité libros para niños, me reuní en torno al arte con gente maravillosa, me enamoré de una mujer. Claro, hay puntos que coinciden con la realidad de la vigilia y es que prefiero el silencio de una lectura y la algarabía de una buena película.

[fbcomments]