Más de 4,600 cubanos en Uruguay: colpasan trámites para obtener documentación

Más de 4,600 cubanos en Uruguay: colpasan trámites para obtener documentación

Los ciudadanos cubanos acuden a diario a la Cancillería uruguaya en busca de la “cédula de identidad” o de un documento que les permita trabajar

MIAMI, Estados Unidos.- Más de 4.600 migrantes cubanos han llegado a Uruguay en los primeros ocho meses de 2018 lo que ha desembocado en un colapso del sistema gubernamental que otorga el estatus de residencia legal en ese país, según informó el diario uruguayo El País.

Los ciudadanos que llegan de la Isla acuden a diario a la Cancillería uruguaya, situada en la calle Cuareim, en busca de la “cédula de identidad” o de un documento que les permita trabajar en el país charrúa, para lo cual deben renunciar al estatus de refugiado.

Sin embargo, de acuerdo al texto publicado, los responsables de gestionar estos trámites no dan abasto ante las múltiples peticiones. Desde el comienzo de 2018 hasta el pasado mes de agosto, llegaron a Uruguay 7.286 cubanos, mientras que en ese mismo período abandonaron el territorio uruguayo 2.631 ciudadanos de la Isla.

Las estadísticas de entrada y salida del país, que recoge la Dirección Nacional de Migración, revelan que desde 2012 el número de cubanos que llegan al país es mayor que el de las salidas.

No obstante, 2017 se convirtió en el año que marcó el punto de inflexión respecto al arribo de migrantes, ya que se registró un aumento significativo respecto a los últimos nueve años.

Así mismo, una cadena de televisión uruguaya acudió a las oficinas del Ministerio de Relaciones Exteriores, ante la llamada de un grupo de cubanos que aseguró estar siendo discriminados en esa institución por los funcionarios.

“Es una falta de respeto lo que tienen hacia nosotros, los emigrantes cubanos, que venimos a solicitar un documento y no los niegan porque no hay funcionarios… Hay discriminación con nosotros”, dijo uno de los entrevistados.

Este usuario detalló que había personas que llevaban más de seis meses durmiendo desde las ocho de la noche frente a las oficinas para obtener, sin éxito, un documento.

[fbcomments]