“Marcha LGBTI de 2019 frenó el miedo patológico que tenemos al gobierno”

“Marcha LGBTI de 2019 frenó el miedo patológico que tenemos al gobierno”

“Tuvo no solamente la connotación de no haber sido autorizada por el régimen sino que fue la primera gran marcha de la sociedad civil independiente”

cuba marcha lgbti
Comunidad LGBTI realiza marcha independiente en favor de la diversidad sexual (foto archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- La marcha independiente contra la homofobia y la transfobia que tuvo lugar en La Habana el 11 de mayo de 2019 vindicó los derechos de una comunidad específica en Cuba, sin embargo, también sirvió para reestablecer las libertades que ansía y merece toda la sociedad cubana, dijeron varios activistas cubanos, participantes de dicha manifestación, a Radio Televisión Martí.

Oscar Casanellas, bioquímico de profesión, aseguró a Martí que esa concentración tuvo la importancia de que “reclamó dos derechos fundamentales: los de la comunidad LGBTIQ y los derechos a la manifestación pacífica de toda la ciudadanía cubana”.

“Yo fui como un simple ciudadano a la marcha. Fue la primera en la que participé aquí en Cuba. Yo había estado en otras acciones de este tipo fuera de Isla. Pero realmente ésta, en Cuba, tuvo no solamente la connotación de no haber sido autorizada por el régimen sino también, yo creo, que fue la primera gran marcha de la sociedad civil independiente”, dijo.

Por su parte, Yasmani Pérez Llorente, otro de los participantes, y quien después de ese 11 de mayo tuvo que exiliarse a Uruguay, recordó a Martí Noticias que la convocatoria fue hecha por “un grupo de personas que a través de las redes sociales logró articular” la protesta pacífica “en contra de la negativa de la institución oficialista CENESEX a que nos manifestáramos”.

“Esta negativa generó una conmoción y solidaridad en la sociedad civil cubana y por esto la marcha fue respaldada por personas con diferentes formas de pensamiento y diferentes orientaciones sexuales”.

En aquel momento, Mariela Castro, la hija del dictador cubano Raúl Castro y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), dijo que la marcha había sido un show organizado desde Miami. De acuerdo al texto de Martí Noticias hace apenas unos días rememoró el hecho y se refierió de manera grosera a los participantes, y recalcó “la lucha contra la homofobia es una lucha antiimperialista, revolucionaria”.

Al respecto, Casanellas aseguró que “ofender y agredir verbalmente a otra persona o a un grupo de personas es propio de quien simplemente no tiene base ni argumentos lógicos, y recurre entonces a ese ataque, en este caso verbal”.

Sin embargo, a pesar de los ataques del régimen, para Llorente “la protesta reveló un fuerte sentimiento de cubanía. Fue el canal perfecto para que, de una u otra forma, cada persona que allí participó canalizara sus sentimientos e inconformidades con la realidad en la que estamos inmersos todos los cubanos desde hace más de 60 años”.

“Y en gran medida, cumplió con su propósito de reivindicar las marchas anteriores, de exigir al gobierno, la inclusión social y una legislación que ampare a la comunidad LGBTIQ en Cuba. Pero, sobre todo, demostró el sentir y la solidaridad de muchas personas”.

Y finalizó: “La marcha puso un ´stop´ al miedo patológico que tenemos los cubanos a enfrentarnos al gobierno, a exigir derechos y lo más importante, aunó el sentir de muchos cubanos bajo la consigna ´Cuba diversa´, que fue la (frase) más repetida por todos con fuerza ya que su significado resume la necesidad que tenemos de un gran cambio en nuestra sociedad”.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]