Maestros y trabajadores de la salud protestan en Venezuela

Maestros y trabajadores de la salud protestan en Venezuela

Los manifestantes denuncian la “burla” que son sus salarios y exigen un sueldo digno

Protestas de enfermeros en Venezuela (Foto EFE)

MIAMI, Estados Unidos.- La crisis sin precedentes que vive hoy Venezuela ha pulverizado el poder de compra del bolívar, es por ello que en Caracas y en algunas ciudades del interior del país, los enfermeros y los profesores universitarios protestaron por considerar una “burla” los sueldos que reciben, según informó la agencia EFE.

Los sueldos en Venezuela no alcanzan para vivir, es por ellos que los ciudadanos se volcaron a las calles para exigirle al gobierno de Nicolás Maduro. Las manifestaciones tuvieron lugar en las cercanías de los principales hospitales de la capital venezolana, así como otros ubicados en los estados de Lara, Mérida, Trujillo, Portuguesa (oeste), Falcón (noroeste), Aragua y Carabobo (centro). Los manifestantes exigieron sueldos que, al menos, alcanzasen para comer.

En medio de esta jornada de protestas Maduro anunció la destitución del ministro de Salud, Luis López, y designó al fisiatra Carlos Alvarado, el cual pasa a convertirse así en el octavo jefe de esta cartera desde que Maduro llegó a la Presidencia en 2013. Desde entonces hasta la fecha el sistema sanitario del país no encuentra acotejo, y ha sufrido un colapso que se traduce en hospitales en ruinas, falta de medicamentos y daño de equipos médicos.

En las afueras del Hospital de Niños J.M de Los Ríos (centro de la ciudad), una institución de referencia nacional, un grupo conformado por unas veinte enfermeras paralizó el tráfico para exigir, no solo un pago digno, sino también un mejor trato por parte de los directivos del centro asistencial.

Foto EFE

Johanna Rivas, enfermera desde hace 12 años en ese hospital, dijo que el sueldo que percibe actualmente no le alcanza “para nada”. “Antes podía comprar comida, llevar a mi hija al cine, comprarle los útiles escolares, la merienda, podía viajar, cosa que no puedo hacer ahora”, comentó tras informar que solo gana 500.000 bolívares quincenales (entre 0,25 y 4 dólares según tasas oficiales).

“Te presionan porque tienes que venir con el uniforme impecable, pulcro, pero cómo compramos jabón, una bolsa de jabón vale 6.000.000 de bolívares y nosotros ganamos 500.000, es una burla y una falta de respeto”, se quejó.

En otro de los centros de salud bajo protesta, el hospital Magallanes de Catia, ubicado en el oeste de Caracas, el delegado sindical del centro, José Luis Spitia, dijo que además de exigir mejores salarios piden mejoras generales en los hospitales. “Los pacientes no tienen comida, los ascensores no funcionan”, dijo y agregó que en el marco de estas protestas solo están siendo atendidas las emergencias.

La representante del Sindicato Hospitales y Clínicas, y trabajadora del hospital del oeste de Caracas El Algodonal, Mayerling Méndez, aseguró que “las camareras no tienen material de limpieza” para realizar su trabajo y que son los mismos familiares de los pacientes los que les llevan los productos.

En las afueras del Hospital de Niños J.M de Los Ríos (Foto EFE)

“La comida de los pacientes es una arepita sola, es pasta sola, es arroz solo, los pacientes no tienen nada para comer aquí en el hospital, no hay medicamentos, no hay insumos, aquí no hay nada”, agregó Méndez.

Una de las jefas del servicio de Cirugía de El Algodonal, Marieta Rea Lares, comentó que “por los miserables sueldos se ha ido todo el mundo de aquí, y bueno, cada vez tenemos menos médicos, menos enfermeras, en mi servicio, que son 48 camas, queda una sola enfermera de guardia en la noche porque no hay personal”.

Por otro lado los profesores de 18 universidades públicas de Venezuela llevaron a cabo un paro por 24 horas en demanda de mejoras salariales y han anunciado que harán más actividades de protestas a lo largo de la semana hasta lograr que el Gobierno de Maduro atienda la situación.

“Es imposible que hoy en día un profesor universitario, un obrero, un empleado cualquiera pueda mantener a su familia (…) le estamos pidiendo al Gobierno nacional unos salarios dignos”, dijo a periodistas el presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (estado Bolívar, sur), Raúl Brito.

La profunda crisis sanitaria afecta a pacientes y profesionales de la salud (Foto EFE)

Los profesores de esta universidad, que protestaban tocando cacerolas señalaron que en 1999 -antes de que Hugo Chávez se instalara en la Presidencia- tenían un salario que al cambio en divisas representaba 2.000 dólares y que en la actualidad solo ganan “2 dólares”.

Las universidades, denuncian los docentes, tampoco cuentan con los materiales básicos para su funcionamiento, y sufren, además, de las fallas en servicios básicos de luz y agua.

[fbcomments]