Luego de ocho horas detenido “no acepté ningún trato”

Luego de ocho horas detenido “no acepté ningún trato”

“La libertad cuesta muy cara, tiene un alto precio y no se puede negociar nada cuando se trata de la lucha por la libertad y la democracia”

José Daniel Ferrer
José Daniel Ferrer. Foto archivo

MIAMI, Estados Unidos.- Luego de ocho horas de arresto arbitrario, la policía política cubana puso en libertad este miércoles al líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, a quien intentaron sobornar una vez más para que abandonara su activismo político, informó Radio Televisión Martí.

Ferrer contó al medio de prensa radicado en Miami que fue detenido con violencia “sobre las ocho de la mañana en el barrio de Altamira en Santiago de Cuba”, cuando esperaba a dos activistas cerca de la sede de la UNPACU en esa provincia.

El opositor aseguró que acudió al lugar después de que fuera avisado de que un operativo en la zona se preparaba para incautar los víveres que habían ido a comprar lo activistas, los cuales se utilizarían para la preparación del almuerzo que la organización ofrece sin costo a personas desamparadas.

De acuerdo a su relato, uno de los agentes de la Seguridad del Estado lo exhortó a regresar a la vivienda, rodeada por un cordón policial desde hace seis meses, pero Ferrer le contestó que los militares de civil apostados en el lugar eran quienes violaban los derechos de los ciudadanos.

“Me montaron en una patrulla a la fuerza me llevaron para la Segunda Unidad, pero no me bajaron del carro. De ahí, por órdenes del agente de la policía política Alexei Hatié, que a su vez recibía órdenes, vía telefónica, de algún superior, me trasladaron para la salida de la autopista a unos 3 kilómetros de la salida de Santiago de Cuba”.

Allí llegó poco después el Jefe Provincial de Enfrentamiento de Seguridad del Estado, el teniente coronel Lázaro Oyanier, quien llevó a Ferrer al Puerto de Boniato, en la cordillera que rodea la capital santiaguera.

El opositor contó que en el lugar el teniente “me propuso que, si llegábamos a algún acuerdo, ellos podían dejar entrar a mi hija, Marta Beatriz Ferrer Cantillo, a Cuba y que podrían ser más flexibles con el cerco policial a la sede si el activismo político de la UNPACU en las calles de pueblos y ciudades de toda Cuba, se limitaba”.

“Obviamente no acepté ningún trato. La libertad cuesta muy cara, tiene un alto precio y no se puede negociar nada cuando se trata de la lucha digna, sincera, honrada por la libertad y la democracia de nuestra nación”, sentenció.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]