Liberado coordinador de UNPACU luego de tres años de prisión política

Liberado coordinador de UNPACU luego de tres años de prisión política

Voy a mantenerme en la UNPACU y firme antes los ataques que puedan venir. Exigir que se respeten los derechos humanos en mi país es una prioridad para mí

UNPACU
Liberado Coordinador de UNPACU luego de tres años de prisión política. Fotos del autor

SANTIAGO DE CUBA.- Tras tres años de condena a prisión por los supuestos delitos de “Propaganda enemiga” e “Impago de multas” arbitrarias, el preso político Samuel Leblan Pavón, miembro del grupo opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), fue puesto en libertad este 10 de diciembre.

Leblan, quien es fundador de la UNPACU y Coordinador de la célula Por una Cuba Libre, una de las más activas del país, fue objeto en innumerables ocasiones de actos represivos por su forma de pensar y manifestarse contra el régimen comunista de Cuba, y contó además a CubaNet que su encarcelamiento no lo cogió por sorpresa, pese a que el proceso estuvo cargado de arbitrariedades.

Pregunta: ¿Cuándo sospechas que el encarcelamiento era inminente?

Respuesta: En 2016 la Policía política incrementó las amenazas de que sería encarcelado si continuaba con mi activismo pacífico contra el Estado Cubano.

Durante un masivo allanamiento ilegal que se realizó contra varias sedes de la organización en la provincia, el día 18 de diciembre de ese mismo año, fui arrestado en la Sede Nacional de UNPACU y conducido a la unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Micro 9. Estando en la unidad, dos oficiales del Departamento de Enfrentamiento me dieron una especie de ultimátum, en el que me dijeron: “Esta es la última vez que vamos a hablar contigo, cuando te volvamos a detener es para llevarte a prisión.

La amenaza la cumplieron el 6 de enero de 2017, cuando en horas de la mañana, al encontrarme en la casa de mi madre que por esos días estaba enferma y yo la visitaba, se presentaron los oficiales Bruno, Richard y otro que desconozco. En ese momento fui arrestado. Estuve seis días en la 3ra Unidad de la PNR y luego me trasladaron a Instrucción Penal Provincial. Allí estuve hasta el día 21 de ese mes que fui internado en la prisión de Aguadores.

P: ¿Cuándo y cómo se realizó el juicio?

R: El 3 de Febrero me celebraron un juicio sumario en el que se me acusó de Propaganda Enemiga e impago de multas, ambas acusaciones las considero ilegítimas e injustas. Fui condenado a una pena de 3 años de privación de libertad.

Un mes después fui reubicado a la prisión nacional de máxima severidad de Boniato, en la que pasé el resto de la condena.

P: ¿Cómo fue la vida penal en Boniato?

R: Las condiciones de vida de los presos es infrahumana, el hacinamiento de la población penal es increíble y la alimentación pésima, al igual que la higiene.

El mismo día que llegué al centro, al acabar de realizar una llamada telefónica a la Sede Nacional para informar de mi situación y denunciar las pésimas condiciones de los presos en dicho penal, fui golpeado en dos ocasiones. Primeramente en el Destacamento 6 y luego en el 9, al que fui reasentado después de la primera paliza.

Luego de ese día me encuadrillaron otras cinco veces. En ocasiones a consecuencia de los intensos golpes tuve que ser tratado por un médico, debido al delicado estado en que quedaba.

Samuel comentó a CubaNet estar convencido de que los ataques (realizados por reos comunes), fueron orientados por las autoridades carcelarias para intimidarle y evitar que continuara denunciando las violaciones que se cometen en el centro. Según él no lograron el objetivo.

P: ¿Qué otras represalias se tomaron contra usted?

R: Durante esos años recibí constantes amenazas por parte de la Policía política, de que volvería a ser encarcelado si me incorporaba nuevamente a la UNPACU cuando saliera de prisión. A esto yo siempre respondía que nadie me iba a hacer cambiar mis ideales. Soy un hombre libre, y cuando salga, den por seguro que voy a volver a ser el mismo activista que fui antes de ser apresado.

También a consecuencia de las denuncias realizadas vía telefónica me negaron varias visitas familiares y conyugales. En innumerables ocasiones no me permitían las llamadas telefónicas y en una ocasión estuve en celda de castigo por 24 horas.

El 12 de noviembre de este año a Samuel se le informó que le tocaba la Mínima —los 28 días que le faltaban los tenía que cumplir en un campamento de trabajo al aire libre— a lo que se negó y dijo que iba a esperar hasta el 10 de diciembre.

El día de mi liberación el Teniente Coronel que se hace llamar Lázaro me comunicó que él era quien estaba al mando del Departamento de la Seguridad del Estado en Santiago de Cuba. Él continuó diciendo ‘’que la UNPACU se iba a acabar, y que si volvía a la organización sería encarcelado”.

P: ¿Ahora, estando en las calles de nuevo, qué tienes pensado hacer?

R: Voy a mantenerme en la organización, voy a seguir con mi activismo pacífico y firme antes los ataques que puedan venir. Exigir que se respeten los derechos humanos en mi país es una prioridad para mí.

Actualmente se encuentran en los centros penitenciarios de Cuba más 120 presos políticos, 49 pertenecen a la UNPACU. Recientemente, cuatro miembros de la organización, incluyendo su líder, José Daniel Ferrer García, fueron apresados y acusados de un supuesto delito de “Lesiones”. Estados y organismos internacionales han denunciado lo ilegítimo del proceso contra los activistas.

Liberado Coordinador de UNPACU luego de tres años de prisión política. Fotos del autor

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]