“La mayoría de los cubanos muertos en Angola fue por enfermedades o accidentes”

“La mayoría de los cubanos muertos en Angola fue por enfermedades o accidentes”

Leonardo Padura da por ciertas las cifras del castrismo

MIAMI, Estados Unidos.- El escritor cubano Leonardo Padura ha afirmado en una reciente entrevista que la mayoría de los cubanos fallecidos durante la guerra de Angola, “murieron por enfermedades o por accidentes, la menor cantidad fue en acciones militares”.

Padura fue como invitado al programa Otra vuelta de tuerka, que conduce el líder del partido español Podemos, Pablo Iglesias.

“Yo estuve en Angola trabajando un año, como periodista civil afortunadamente, no estuve como corresponsal de guerra, pero desde el día que llegué a Luanda me dieron un fusil soviético y una bolsa con cargadores (…) Para mi aquello era una situación violenta”, afirmó

El autor cubano ha asumido como válida la cifra dada por el régimen cubano de soldados cubanos muertos en combate.

“Yo trabajaba en un periódico cuando repatriaron a los muertos cubanos de Angola… Lamento no poder decirte la cifra, debe estar en internet, pero es ridículamente baja para 15 años de guerra”, opinó el autor de El hombre que amaba a los perros.

Padur dijo haber realizado “un descubrimiento en Angola esencial”. “En las situaciones límites del ser humano sale lo mejor y lo peor”, dijo, y aseguró además haber sido testigo de las “actitudes más mezquinas entre los cubanos”, pero también de las más “altruistas”.

Unos 350 000 cubanos combatieron en la guerra de Angola entre 1975-1991, en el período que la extinta Unión Soviética subsidiaba al Gobierno de La Habana. Cuando las tropas de la isla caribeña regresaron a su país, dejaron a la nación africana presidida por José Eduardo Dos Santos, quien estuvo 38 años en el poder.

El régimen cubano reconoce 2077 muertes en el conflicto angolano. Sin embargo, la cifra ha sido muy cuestionada, llegando a hablarse de 10 mil bajas en el libro La guerra innecesaria, un testimonio de Carlos E. Pedre Pentón.

Durante un momento de la guerra se prohibió el traslado de cadáveres a la isla, hasta que el 6 de diciembre de 1989 fueron llevados a la isla los restos de los caídos.

[fbcomments]