Jefe del Supremo de Cuba amenaza con aplicar ‘Ley Mordaza’ a quien apoye el Título III

Jefe del Supremo de Cuba amenaza con aplicar ‘Ley Mordaza’ a quien apoye el Título III

El máximo jefe de la justicia cubana reclama que la ley Helms-Burton es “caprichosa, absurda y extraterritorial” y serán castigados aquellos que la apoyen

Rubén Remigio Ferro, Jefe del Tribunal Supremo de Cuba. Foto Internet

MIAMI, Estados Unidos.- Rubén Remigio Ferro, presidente del Tribunal Supremo Popular de Cuba, amenazó esta semana con aplicar la Ley 88, conocida como “Ley Mordaza” contra aquellos que el régimen entienda “colaboren con los objetivos de la Ley Helms-Burton”, según una publicación en Twitter del propio funcionario.

“La Ley No. 88, sobre la protección de la independencia nacional y la economía de Cuba, tipifica como delitos los actos y conductas que apoyen, faciliten o colaboren con los objetivos de la Helms-Burton y establece severas penas para sus comisores”, escribió.

La “Ley Mordaza”, que contiene apartados destinados a reprimir al periodismo independiente, fue uno de los instrumentos utilizados para enviar a prisión a 75 disidentes en la primavera de 2003, entre ellos 27 periodistas independientes.

Establecida el 16 de febrero de 1999, la Ley 88 de “Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba” dice en su primer artículo que su finalidad es “tipificar y sancionar aquellos hechos dirigidos a apoyar, facilitar o colaborar con los objetivos de la Ley Helms-Burton, el bloqueo y la guerra económica contra nuestro pueblo, encaminados a quebrantar el orden interno, desestabilizar el país y liquidar el Estado Socialista y la independencia de Cuba”.

El Título III de la Helms-Burton se activó el pasado 2 de mayo, bajo la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y permite a ciudadanos y empresas estadounidenses, cuyas propiedades fueron confiscadas en Cuba después de enero de 1959, demandar en los tribunales de EE.UU. a compañías que se lucren de ellas.

Sin embargo, el máximo jefe de la justicia cubana reclama que la ley es “caprichosa, absurda y extraterritorial”.

Ferro entonces al parecer está preparando el terreno, pues la Ley 88, en su sección de delitos contra el honor, castiga con hasta un año de prisión o multa lo que el régimen pueda considerar difamación de sus instituciones, organizaciones políticas y “héroes o mártires de la República”.

[fbcomments]