Inmigrantes que crucen la frontera de forma ilegal no podrán solicitar asilo en EE.UU.

Inmigrantes que crucen la frontera de forma ilegal no podrán solicitar asilo en EE.UU.

La regulación fue firmada por el presidente Donald Trump y publicada en nota oficial por la Casa Blanca

inmigrantes frontera
Inmigrantes a la espera de asilo en el Puente Internacional Matamoros. Foto tomada de Internet.

MIAMI, Estados Unidos.- El Gobierno de Estados Unidos anunció cambios en las políticas migratorias de concesión de asilo en la frontera con México, lo que conlleva a que los migrantes que crucen de manera ilegal la frontera de México con EE.UU. no podrán solicitar asilo en el país, según una proclamación oficial que publicó la Casa Blanca.

“Viajan en grandes grupos organizados a través de México y, según se informa, tienen la intención de ingresar a Estados Unidos ilegalmente (…) a pesar del hecho de que, según la experiencia pasada, una gran mayoría no será elegible para recibir beneficio”, aseguró la nota de la Casa Blanca.

“Hoy, utilizamos la autoridad que nos dio el Congreso para prohibir (el acceso) a los inmigrantes que violan cualquier suspensión presidencial sobre llegadas (al país) u otra restricción para poder ser elegido asilado”, señalaron anteriormente la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el fiscal general interino, Matt Whitaker, de acuerdo a una nota publicada por la agencia de noticias EFE.

Estas reglas suspenden el ingreso de migrantes, a través de la frontera sur de Estados Unidos por los puertos de entrada, durante 90 días o hasta que Washington consiga un acuerdo con México para deportarlos; la orden firmada por Trump no tendrá efectos retroactivos.

“La norma otorga la autoridad (…) para eliminar la elegibilidad para asilo a aquellos inmigrantes que se vean afectados o que vulneren una suspensión o limitación para acceder a EEUU a través de la frontera con México y que esté impuesta por proclamación presidencial”, precisó un alto funcionario de la Administración en una rueda de prensa telefónica, asegura la agencia de noticias.

Al respecto, ya la semana pasada Trump había anunciado, sin muchos detalles, que tenía la intención de limitar las solicitudes en la frontera.

De acuerdo a declaraciones anteriores del presidente estadounidense, los inmigrantes llegaban a la frontera sur norteamericana y pedían asilo para no ser deportados, lo cual les permitía a aquellos que las autoridades consideraban que no eran un peligro, quedar en libertad mientras se resolvía su situación legal, debido a la falta de espacio en los centros de detención.

[fbcomments]