El régimen reconoce que no ha resuelto más de 239 800 daños por huracanes a viviendas

El régimen reconoce que no ha resuelto más de 239 800 daños por huracanes a viviendas

En informe ante diputados del Parlamento

Mujer con su mascota frente a un derrumbe (EFE)

LA HABANA.- Más de 239.800 daños quedan aún por solucionar en viviendas afectadas en Cuba por huracanes como el reciente Irma, que dejó pérdidas millonarias tras su paso por la isla en septiembre pasado, hasta ciclones anteriores al Sandy, que azotó en 2012 al oriente cubano, informan hoy medios oficiales.

Los huracanes que han afectado al país caribeño en los últimos años han “incidido negativamente” en la ya difícil situación de la vivienda, uno de los temas más sensibles para el país, precisó este martes la directora general del sector en la isla, Vivian Rodríguez, en un informe ante diputados del Parlamento cubano.

Sobre los daños, que incluyen derrumbes y afectaciones totales y parciales, las cifras oficiales registran que de los provocados por huracanes anteriores al Sandy aún quedan pendientes 44.390, el 8 % del total de perjuicios por esa tormenta.

Del propio Sandy restan por resolver 43.050 afectaciones (16 %) y del Matthew – que pasó por el extremo oriente cubano en octubre de 2016-, quedan aún 10.261 (23 % del total de los daños causados por esta tormenta), reseñan los diarios estatales Juventud Rebelde y Granma.

En el caso del reciente Irma, que dejó 10 muertos y serios daños en infraestructuras estatales y el servicio eléctrico nacional, todavía faltan por reparar 140.120 afectaciones.

“En estos tres meses después del ciclón se han solucionado 39.414 perjuicios, el 22 % del total, lo que sugiere una recuperación rápida en comparación con otros momentos”, dijo Rodríguez en la Comisión de Industria, Construcción y Energía del Parlamento, en el Palacio de Convenciones de La Habana, al que no tiene acceso la prensa extranjera.

La directora general de la Vivienda en Cuba subrayó que para solucionar dentro de los próximos cinco años el total de 239.863 afectaciones pendientes por esta causa, el país pretende aumentar la producción local de materiales de construcción.

En términos generales, anunció que se han terminado hasta noviembre unas 14.830 casas, de ellas 5.874 estatales (40 %), 4.683 subsidiadas (31 %) y 4.275 (29 %) con fondos particulares gracias a créditos y pagos en efectivo.

“El pronóstico para el cierre de año comprende 23.200 viviendas terminadas, 10.200 por la vía estatal y 13.000 por subsidios y esfuerzo propio”, especificó Rodríguez.

El déficit de viviendas es uno de los problemas sociales y económicos más sensibles en la isla caribeña, donde en un mismo hogar pueden llegar a convivir más de tres generaciones.

En coincidencia con la apertura económica y el aumento en la llegada de turistas extranjeros, los precios de los inmuebles se han disparado hasta cifras imposibles para el salario cubano medio, de unos 29 dólares al mes.

Desde que en 2012 se aprobó la política de subsidios para reparar y construir hogares, en Cuba se han beneficiado 345.090 personas con 115.030 ayudas, según datos oficiales.

Por esta vía se han terminado 62.485 viviendas, y quedan pendientes 52.545.

Durante la sesión se mencionó además que del 63 % de las casas cubanas que tenían suelos de tierra en 1959, año en que la revolución cubana llegó al poder, solo restaba un 5 % hasta el censo de 2012, cifra que hoy se ha “reducido considerablemente”.

Este miércoles concluyen las comisiones permanentes de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), que mañana jueves celebrará su segundo y último pleno del año, en el que se espera que Raúl Castro pronuncie el discurso de cierre.

Según lo previsto este debe ser el último pleno del mandatario antes de que deje el poder en febrero de 2018, cuando la Asamblea ratificará al próximo gobernante de la isla, el primero que no llevará el apellido Castro en casi 59 años de Revolución.

(EFE)

comments