Noticias
| Publicado:
lunes, 27 de junio, 2022 6:26 pm

Preso por un delito que no cometió: cubano denuncia desde la cárcel de Valle Grande

Giordano Quintanal Díaz, de 49 años, explicó a este diario que fue detenido en julio del pasado año a raíz de un incidente con agentes de la policía en él que ni siquiera estuvo involucrado
Compartir

LA HABANA, Cuba. — El preso Giordano Quintanal Díaz, recluido en el centro penitenciario de máximo rigor de Valle Grande, ubicado en el municipio de La Lisa, al oeste de La Habana, denunció ante CubaNet que se encuentra encarcelado injustamente desde hace casi un año.

Quintanal Díaz, de 49 años de edad y residente del reparto El Canal (Cerro), explicó a este diario que fue detenido en julio del pasado año a raíz de un incidente con agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en él que ni siquiera estuvo involucrado.

El recluso señala que el 18 de julio de 2021, pocos días después de las protestas antigubernamentales de los días 11 y 12 de julio, sus dos cuñados salieron a la calle con un cartel donde se leía la frase “Patria y vida”. Ambos manifestantes, y otros vecinos que intervinieron en su defensa, terminaron peleándose con dos policías que intentaban detenerlos.

Según el preso, al día siguiente, la policía se presentó en su casa para arrestarlo. Sin embargo, el propio Giordano Quintanal Díaz sostiene que en el momento del incidente del 18 de julio se encontraba en una cola para comprar pollo en la tienda Maravilla, en la calzada del Cerro.

Tras un proceso abierto en su contra, finalmente fue condenado a cinco años de privación de libertad por el supuesto delito de atentado, a pesar de que —de acuerdo con el testimonio de su esposa— durante el juicio se hizo evidente que no se le identificaba en el video de los hechos.

La fuente también refiere que a un vecino que estaba con él en la tienda no le permitieron testificar en el juicio.

Albañil de profesión, Giordano Quintanal Díaz reveló a este diario que está operado de los riñones y que, durante el cautiverio, contrajo una dermatitis provocada por la filtración de aguas albañales de los baños hacia la celda.

El recluso añade que los médicos de la prisión le recomiendan que le pida algún remedio a su familia, pues en el centro carcelario no hay medicamentos para aliviarlo.

La esposa de Quintanal Díaz afirma haber reclamado asistencia médica para él en incontables ocasiones, aunque sin éxito. Enfatiza, además, que Giordano se encuentra en muy malas condiciones, con la piel de brazos y piernas totalmente reventada, síntomas que en el penal describen como una sarna mal atendida.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Gladys Linares

Gladys Linares. Cienfuegos, 1942. Maestra normalista. Trabajó como profesora de Geografía en distintas escuelas y como directora de algunas durante 32 años. Ingresó en el Movimiento de Derechos Humanos a fines del año 1990 a través de la organización Frente Femenino Humanitario. Participó activamente en Concilio Cubano y en el Proyecto Varela. Sus crónicas reflejan la vida cotidiana de la población.

Los comentarios de Disqus están cargando....