Cuba: de periodo especial a periodo excepcional

Cuba: de periodo especial a periodo excepcional

En lo que va de año, la red de comercio minorista ha reportado déficit de productos de alta demanda como pollo, harina, aceite y huevos

Agromercado estatal
Agromercado estatal (Foto de archivo)

LA HABANA, Cuba. – El General de Ejército Raúl Castro parece estar coordinando un plan de emergencia para afrontar el Período Excepcional. Sin embargo, se mantienen los incumplimientos de los planes, notorios en el apartado de la Zafra Azucarera.

En Cuba podrían agudizarse las dificultades debido a las trabas económicas y los recortes desde Caracas; la intensificación de las medidas del gobierno Trump y el descontento popular, evidenciado en las opiniones expresadas durante el proceso de la nueva Constitución y el referendo. El plan debería garantizar la electricidad para evitar los apagones del Período Especial en los años 1990,  así como proteger los medios de producción de sucesos similares al colapso ocurrido en Venezuela el 7 de marzo y evitar ataques al débil sistema de Internet.

El primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) realizó una reunión extraordinaria con la estructura superior de esa organización, el gobierno y la Asamblea Nacional del Poder Popular el 12 de marzo en el Palacio de las Convenciones, vinculándola al encuentro sostenido por Miguel Díaz-Canel en el marco de la autonomía de los gobiernos locales, el 11 de marzo en la Escuela Superior del PCC, preparatorio de la sesión de la Asamblea Nacional, que se efectuará en abril.

Según el resumen publicado sobre el encuentro de trabajo con los primeros secretarios de los comités provinciales y municipales del Partido y  los presidentes de las asambleas provinciales y municipales del Poder Popular, Raúl Castro definió el encuentro como “una gran reunión, por los temas de vital importancia que en ella se trataron”. Conformaron la agenda el chequeo del comportamiento de la zafra azucarera; el estado de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución y la ejecución del Plan de la Economía en 2019.

El análisis de la situación actual en Cuba, el mundo, América Latina y el Caribe, y las tres prioridades establecidas por el General de Ejército: la defensa, bajo la concepción de la Guerra de Todo el Pueblo; la economía para avanzar en todos los programas de desarrollo económico y social; y el Referendo Constitucional, ya cumplido, fue el preámbulo de Díaz-Canel  en la reunión con los presidentes provinciales y municipales, según el artículoAvanzar en todos los programas de desarrollo económico y social”, publicado el 11 de marzo por Juventud Rebelde.

Se abordó también la Política de la Vivienda y la ejecución en los territorios de los programas de construcción y rehabilitación, la producción local de materiales de la construcción y la marcha de la recuperación de las afectaciones ocasionadas por fenómenos climáticos. En 2019 se prevén edificar más de 32 000 nuevas viviendas, cerca de la mitad por vía estatal, pero en los dos primeros meses de 2019 se acumulan atrasos en todas las provincias.

El Comandante de la Revolución Ramiro Valdés señaló que no se está aplicando la Política de la Vivienda ni en la letra ni en el espíritu. El presidente criticó las trabas burocráticas aún persistentes, reclamó sensibilidad hacia la población en cuanto a la vivienda, que eleva la calidad de vida y contribuye a la solución de los problemas demográficos, como la coexistencia de varias generaciones en un mismo hogar, y demandó que en cada municipio se produzca al menos una casa por día.

El Programa de Autoabastecimiento Local fue presentando por Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, quien dijo que no se incluyen en las cifras mensuales de abastecimiento a la población la papa en las provincias productoras ni los rubros pecuarios destinados al llamado balance nacional, entre ellos la leche de vaca, la carne bovina, ni la porcina entre otros surtidos. El programa prevé el desarrollo de polos productivos para el abastecimiento de las capitales provinciales, la selección y capacitación de productores, la contratación de todas las cosechas hasta nivel del productor, excepto el autoabastecimiento de este y su familia y el fortalecimiento de la Unión de Acopio con la constitución de una organización superior de dirección empresarial (OSDE) y una nueva empresa para la provincia de La Habana.

En cuanto a la Zafra Azucarera 2018-2019,  se  ha  molido  menos caña de la programada y el plan se cumple al 82 %, según informó el presidente del Grupo Empresarial Azcuba, Julio García Pérez. Entre las causas señaló roturas e interrupciones en la industria, la lluvia en algunas regiones del país y los problemas de eficiencia.  A partir del 28 de febrero se realizó una reprogramación con paralización de algunos centrales ineficientes, reordenamiento de  la  vinculación en la entrega de caña entre ingenios y provincias para elevar la molida y reforzar los controles en los centrales.

Díaz-Canel destacó la importancia de la producción de azúcar, por ser un renglón exportable, contribuir a la alimentación animal, generar fuentes de empleo y constituir un elemento identitario de asentamientos y comunidades en toda Cuba.  Se debe crear un grupo de trabajo que analice de manera integral los problemas y proponga soluciones. De igual forma, el gobernante señaló que se deben aprovechar bien los meses de marzo y abril, atender mejor a la fuerza de trabajo y cumplir con la reprogramación de la molienda para mejorar los rendimientos y elevar la eficiencia.

En el año 2002, la industria azucarera redujo en un 50% la capacidad de producción y un 60% de las tierras de la caña fueron destinadas a otros cultivos. En 2005, Fidel Castro dijo que “El azúcar no volverá jamás a este país, pertenece al tiempo de la esclavitud”. Raúl Castro  procura revivirla, pero a duras penas se ha logrado superar el millón de toneladas alcanzado a comienzos del siglo XX. De 156 ingenios quedan 56.

Sobre los Lineamientos habló el vicepresidente Murillo Jorge, mientras Díaz-Canel precisó que serán ampliamente abordados en la sesión de la Asamblea Nacional de abril. En cuanto al Plan de la Economía 2019, el ministro Alejandro Gil Fernández explicó que en enero se incumplieron producciones importantes. Además, en la red de comercio minorista hubo déficit de productos de alta demanda como pollo, harina, aceite y huevos. Aún no se ha estabilizado una producción que permita restituir la venta liberada de huevos, aunque se garantizó el expendio normado (racionado) en las bodegas.

Las notas de prensa reflejaron algunos problemas reconocidos por los directivos y que son muy evidentes. Sin embargo, no se ofrecieron datos sobre los incumplimientos ni las causas. Tampoco se planteó la flexibilización o cambios, sino que se prepara el ambiente para la promulgación de la legislación que continuará impidieron el progreso de Cuba y sus ciudadanos.

[fbcomments]