Buque-hospital US Comfort opera a hijo de refugiada cubana en Trinidad y Tobago

Buque-hospital US Comfort opera a hijo de refugiada cubana en Trinidad y Tobago

El buque la Armada norteamericana atendió al joven Erick Reyes, que padecía de una hernia umbilical que necesitaba ser operada

Yaquelín Vera (Foto: OCB)

MIAMI, Estados Unidos. – Yaquelín Vera, una refugiada cubana de la ONU  en Trinidad y Tobago, desplegó la bandera cubana a bordo del buque-hospital Comfort, informó Radio Televisión Martí.

Vera, que llegó a  Trinidad y Tobago hace 4 años, se encontraba a bordo del buque-hospital de la Armada norteamericana como acompañante de su hijo Erick “Cuco” Reyes, de 20 años, que padece de una hernia umbilical que necesitaba ser operada.

La intervención quirúrgica se le practicó en el Comfort, a 3 millas del puerto de Brighton.

“En Trinidad solo podemos asistir como refugiados a un hospital público, un turno médico puede demorar años, imagínate una operación”, dijo Vera a Martí.

La cubana confesó que vivía angustiada por el padecimiento de su hijo.

“Me partía el alma verlo retorcido en el piso por los dolores abdominales y yo sin poder hacer nada”, recuerda.

La mujer, desesperada, protagonizó varias protestas frente a la sede de la Agencia de Naciones Unidas  para los Refugiados (ACNUR) en reclamo de los beneficios que le corresponden y el reasentamiento.

Cuando Vera supo que el buque hospital Comfort de la US Navy Armada había emprendido una misión de atención médica  por  varios países del Caribe, enseguida hizo la solicitud para la operación de su hijo.

El joven fue aceptado. Fue el único paciente cubano atendido durante la estancia del buque hospital en Trinidad.

Yaquelín Vera y su hijo se sienten muy agradecidos e impresionados por la excelente atención que recibieron a bordo del Comfort.

“Eran militares, pero llenos de amor”, comentó Vera  sobre la tripulación, integrada por más de 200 médicos, enfermeras y técnicos militares y civiles estadounidenses y de otras naciones.

“Son perfectos, todo a su tiempo, bien planificado, y sobre todo el trato esmerado, la dedicación a cada paciente y sus acompañantes”.

Explicó Vera a Martí que desplegar la bandera cubana a bordo del buque, cosa que hasta ahora no se le había ocurrido a ningún otro refugiado cubano, fue el modo que halló de mostrar su gratitud.

“Me sentí libre y con la protección que un refugiado anhela como ser humano (…) Fue como un gesto de agradecimiento por los servicios prestados a mi hijo, que de una vez y por todas lo libraron de los tormentos que padeció por mucho tiempo a causa de una enfermedad que en Trinidad , simplemente, no tenía cura inmediata”, dijo la cubana.

El buque, de 272 metros de eslora, fue originalmente un tanquero. Convertido en hospital en 1987, está habilitado para atender a heridos en conflictos bélicos y también brindar ayuda humanitaria en casos de desastres naturales o atentados como el del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.

También estuvo en el Golfo Pérsico durante la “Operación Tormenta del Desierto” (1990-1991). Sirvió como centro para procesar a inmigrantes haitianos en 1994. Intervino en la guerra de Irak (2003) y ayudó a víctimas del huracán Katrina (2005), del terremoto de Haití en 2010 y del huracán María en 2017 en Puerto Rico.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]