Ariel Ruiz Urquiola envía carta abierta a Secretario General de la ONU

Ariel Ruiz Urquiola envía carta abierta a Secretario General de la ONU

El científico cubano fue condenado por el régimen de la Isla, a mediados de 2018, a un año de cárcel por un tribunal que le acusó de “desacato”

Ariel Ruiz Urquiola. Foto Archivo

MIAMI, Estados Unidos.- El científico cubano Ariel Ruiz Urquiola envió una carta abierta al Secretario General de la ONU, António Guterres, con el objetivo de denunciar las irresponsables declaraciones de María Fernanda Espinosa, Presidenta de la Asamblea General de la ONU, en su reciente visita a Cuba.

En su misiva, Ruiz Urquiola alega que “como un ciudadano del planeta tierra no puede acceder de manera directa a sus líderes en la Organización de Naciones Unidas (ONU), y en particular a su secretario general António Manuel de Oliveira Guterres”, entonces se ve en la obligación de emitir la carta abierta a través de las redes sociales.

Ariel Ruiz Urquiola fue condenado a mediados de 2018 a un año de cárcel por un tribunal que le acusó de “desacato”, porque el científico había denunciado en un vídeo la estrategia de la Seguridad del Estado para destruir el proyecto ecológico que desarrolla en tierras de su finca, ubicada en Pinar del Río. En julio fue liberado bajo una “licencia extrapenal” tras una huelga de hambre y sed por casi un mes y una intensa campaña internacional por su liberación.

De un ciudadano violentado por el Gobierno Cubano e indignado por la complicidad tendenciosa de la presidenta de la Asamblea General de la ONU con la dictadura que ha gobernado Cuba por sesenta años

Objetivo: Reconsiderar la idoneidad para el puesto de presidenta de la Asamblea General de la ONU de la Sra. María Fernanda Espinosa

Síntesis socio-política: Dr. Ariel Ruiz Urquiola, quien fue cesado por el Gobierno Cubano de sus funciones profesionales como investigador y profesor de la Universidad de La Habana, y como director de un proyecto de cooperación internacional entre las universidades de La Habana y  Humboldt-Museo de Historia Natural de Berlín, fabricando un complot sobre la base de ausencias injustificadas y de una plataforma médica de psiquiatría que usó, incluso, para otorgarle una FALSA Licencia Extrapenal dada su detención arbitraria en el 2018, según el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, condena que aún está en vigencia. La cacería de brujas contra el Dr. Urquiola fue creciendo dentro de la Universidad de La Habana desde que era un estudiante universitario irreverente al sistema socio-político, agravándose con:

1) la negativa de signar como profesional de la Universidad de La Habana el acuerdo de los “intelectuales cubanos” con la matanza de los raptores de la lancha de Regla en 2004

2) la revelación de resultados de investigación autorizados en 2007 sobre la pesquería insostenible e ilegítima de tortugas marinas y en especial de la tortuga carey por parte del Gobierno Cubano, que afectaban significativamente las poblaciones de anidación en El Caribe, cuyo único interés era la venta de la concha a la industria manufacturera del Japón

3) el desarrollo de un proyecto integral sobre el origen y poblamiento de la biota en la Sierra de los Órganos, que develaba aceleradamente la ignorancia desde las instituciones estatales hasta el ciudadano común de la municipalidad Viñales sobre la biodiversidad en la zona más antigua del Caribe insular, y por ende el mal manejo de la biota, así como los efectos negativos de la agricultura insostenible, y del turismo sin infraestructura en un marco socioeconómico deformado.

El Dr. Urquiola devino como campesino usufructuario luego que fuera marcado como “contrarrevolucionario” por el hierro del Gobierno Cubano, lo cual le impedía trabajar como profesional en el sistema de ciencia cubano. El Gobierno Cubano no se conformó con reducir a la nada la condición profesional del Dr. Urquiola, sino ha hecho cuánto ha podido en su contra como campesino usufructuario y humano excepto masacrarlo como lo ha hecho con parte de su ganado mayor. El Dr. Urquiola ha sido el médico de su paciente oncológica y hermana Prof. Omara Isabel Ruiz Urquiola, quien fuera desahuciada por el Sistema Cubano de Salud Pública y cuyo caso se criminalizó con sucesivas iatrogenias, faltas en la disponibilidad de los medicamentos y del servicio médico hasta llegar a perder su historia clínica para no dejar evidencias punibles ante la ley. ¡Hoy en día, la paciente del Dr. Urquiola es la más longeva en su tratamiento y con mejor calidad de vida, sobrepasando a todas sus compañeras que ingresaron con mejor pronóstico en el Instituto Nacional de Oncología y Radio-biología de Cuba (INOR) durante el 2005, y todas están muertas!

Motivación: El Dr. Ariel Ruiz Urquiola se ha insultado al conocer que la Sra. María Fernanda Espinosa ha calificado el 4 de abril del año en curso al gobierno cubano como “un aliado imprescindible y estratégico”, reconociendo el “rol fundamental que ha tenido Cuba en el fortalecimiento del sistema multilateral y el aporte siempre constructivo para fortalecer los procesos de toma de decisiones de la Asamblea General”, de carácter “vital” para el sistema de Naciones Unidas y en lo particular para la “construcción de la paz mundial, un orden multipolar más justo, más equitativo y más democrático”.

Fundamento: El Dr. Ariel Ruiz Urquiola, circunscribiéndose a sus vivencias personales y considerando las condiciones similares en la que se encuentran retenidos los presos políticos cubanos, algunos de ellos declarados por Amnistía Internacional como presos de conciencia, y fruto de detenciones arbitrarias por el grupo anteriormente enunciado adscrito al ACDH-ONU, las enumera a continuación:

  • Detención arbitraria el 3 de mayo de 2018, ordenada por el Gobierno Cubano para socavar la expresión libre como ciudadano cubano, por disentir en todos los modos del actuar del des-gobierno cubano y en lo particular, por el manejo inadecuado de los recursos naturales en el Parque Nacional Viñales, donde se encuentra su rancho rústico y biogranja. En menos de una semana tenía sus boletos de avión de ida/ regreso a Berlín para continuar sus investigaciones con la contrapartida alemana, en respuesta a la carta de invitación por motivos de colaboración científica emitida por el Museo de Historia Natural de Berlín. Todo perdido.
  • Prohibición de ser asistido por un abogado durante la farsa del proceso de instrucción policial.
  • Manipulación de los hechos y testigos, introduciendo cargos por los que no se produjo el supuesto desacato y que quedaron públicamente desmentidos en el juicio oral como la depredación forestal del bosque, en lo que ha sido otra cruzada del Gobierno Cubano para provocar la improductividad de las tierras otorgadas por el propio gobierno cubano en calidad de usufructo para su uso agropecuario.
  • Denegación a la visita de aseo durante los procesos de instrucción y sufrimiento de la condena.
  • Prohibición de ser asistido por un abogado durante la farsa de apelación.
  • Trato con abuso de poder por la mayoría de los funcionarios públicos y oficiales del calabozo de la estación de la Policía Nacional Revolucionaria provincial de Pinar del Río y establecimiento penitenciario provincial de Pinar del Río.
  • Prohibición para tener suplementos nutricionales, que mi familia aportó, en el régimen de mínima Campamento de Estudio y Trabajo Cayo Largo en el municipio Consolación del Sur.
  • Substracción de parte de los suplementos nutricionales, que mi familia aportó, por los funcionarios del departamento de enfermería, a cargo de la administración.
  • Acceso a agua potable una o dos horas al día en la prisión provincial.
  • Falta de iluminación y ventilación en la galera de la prisión provincial porque no había repuesto para las lámparas y las ventanas estaban semi-tapiadas.
  • Alimentos deplorables en calidad y manejo, a veces en estado de putrefacción, destapados a la intemperie incluso bajo la lluvia y siempre expuestos a los corredores de ratas de alcantarillas en la prisión provincial.
  • Hacinamiento de reos, 3 personas por cada 3 metros cuadrados, 2 inodoros y 1 ducha para cada 60 personas en la prisión provincial.
  • No derecho a practicar deporte en la prisión provincial.
  • 5 minutos por reo, por día, para llamar vía telefonía fija de lunes a viernes en la prisión provincial, y en el campamento Cayo Largo sólo en casos excepcionales y a través de los teléfonos celulares de oficiales.
  • Condiciones infrahumanas de vida en el calabozo de la prisión provincial y en la barraca del campamento Cayo Largo.
  • Presos primarios padeciendo condena con reincidentes y multi-reincidentes bajo las mismas condiciones de sufrimiento y barracas, lo mismo por delitos de conciencia, económicos y asesinatos, que por ser priorizados o no en la prisión provincial.
  • Prohibición para trabajar por ser un preso de conciencia en el campamento de Estudio y Trabajo Cayo Largo.
  • Transportación entre la prisión provincial y el campamento de estudio y trabajo en automóvil no apto para transportar seres humanos.
  • Convivencia con ratas de alcantarillas en celda de calabozo de menos de 4 metros cuadrados, donde para dormitar tenía que hacerlo en el piso de forma oblicua porque de forma recta no cabía mi cuerpo, y para respirar el sorbo de aire que entraba entre la puerta de la galera y el pasillo que conducía a las celdas de castigo por extrema falta de ventilación en la prisión provincial.
  • Uso de la paciente oncológica y hermana como placebo por falta de medicamentación no reconocida en el INOR, que provocó el avance significativo de la metástasis en piel como otro método de tortura física y psicológica también para la familia.
  • Prohibición y decomiso del Reglamento de Prisiones de Cuba en la prisión provincial.
  • Tortura psicológica al décimo día de mi huelga de hambre y de sed manifiesta en una inyección endovenosa de glucosa concentrada por un médico de guardia de Medicina Interna en la sala de reclusos del hospital provincial Abel Santamaría, para provocar pérdida acelerada del equilibrio y postura bípeda y doblegarme por temor a morir.
  • Prohibición de visitas familiares y asistencia religiosa durante la hospitalización en la sala de reclusos del hospital provincial Abel Santamaría por estar en huelga de hambre y de sed. Sólo se otorgaron una de cada tipo para tratar de doblegarme en mi empeño de Libertad o Liberación.
  • Asesinato de ganado mayor y daños irreversibles a las cosechas de mi finca para provocar la extinción del usufructo por incumplimiento de contrato, manifiesto en el punto 46 del A/HRC/WGAD/2018/59, y desmentido por el Delegado Municipal Viñales del Ministerio de la Agricultura.
  • Uso de campesinos locales al servicio del Gobierno Cubano para perpetrar daños irreversibles sobre las cosechas y ganado de la finca en usufructo, abuso lascivo y amenaza a mi familia para atemorizarla y que se fueran de la finca hasta los hechos perpetrados. La denuncia contra los matones no fue aceptada en primera instancia por la PNR municipal Viñales, y más de un mes después fue aceptada para hacerse fuera de término por la instancia superior del ministro del Ministerio del Interior de Cuba y los matones absueltos por los jueces del Tribunal Municipal de Justicia Viñales en franco amañado juicio.
  • Caso omiso de una de las partes Gobierno Cubano al documento no vinculante del grupo de Detenciones Arbitrarias adscrito al ACDH-ONU, donde en lugar de repararme por todos los daños materiales y espirituales, se volvió a camuflar en matones locales a su servicio para masacrar ejemplares pura raza de mi ganado mayor, citaciones del Tribunal Municipal Popular de Viñales y jueza Daisy Camejo Rodríguez quienes violaron mis derechos humanos y arbitrariamente me condenó bajo las órdenes del Gobierno Cubano.
  • Sin respuesta sobre la revisión de causa por la que se me condujo arbitrariamente a prisión en la instancia del Tribunal Supremo Popular, con absoluta impunidad para quien lo provocó, “el Gobierno Cubano”, porque son ellos en sí mismos todos los poderes ejecutivo/ judicial/ legislativo.

Conclusiones: A partir de estos hechos puntuales, ocurridos con un solo preso de conciencia según Amnistía Internacional, cuya detención fue arbitraria según el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos, y los daños a su familiares y propiedades, no queda espacio para dudar la antítesis de lo enunciado por la Sra. Fernanda Espinosa sobre el gobierno de Cuba entre comillas:

“un aliado imprescindible y estratégico” para violar los más elementales derechos humanos y ciudadanos, reconociendo el “rol fundamental que ha tenido Cuba en el fortalecimiento del sistema multilateral” para sembrar la doctrina castrista de “más con menos” bajo un falso socialismo que es una de las formas genuinas de manifestarse el fascismo contra varias naciones y sus pueblos, “y el aporte siempre constructivo para fortalecer los procesos de toma de decisiones de la Asamblea General” que significa violar los propios resultados arrojados sobre detenciones arbitrarias del sistema del CDH-ONU, “de carácter “vital” para el sistema de Naciones Unidas” querría decir de naciones separadas por un odio enfermizo, “y en lo particular para la “construcción de la paz mundial, un orden multipolar más justo, más equitativo y más democrático” llevando a prisión y en condiciones infrahumanas a cualquier persona que decida ejercer sus derechos no sólo ciudadanos sino los más elementales derechos humanos de la carta magna de la ONU.

Solidaridad: Apelando únicamente a la responsabilidad como ciudadano cubano y experiencias recientes de violaciones flagrantes a los más elementales derechos humanos, el Dr. Ariel Ruiz Urquiola acude a sus coterráneos y a todos aquellos ciudadanos cívicos de cualquier parte del mundo que se sientan identificados con las injusticias y los malos procedimientos de funcionarios públicos, cómplices con la criminalidad de gobiernos como el de Cuba, donde quiera que estén, para que repliquen digitalmente esta misiva. Para que la envíen a su destinatario o los organismos involucrados, y para que den a conocer este mensaje por cualquier otra vía.

Funcionarios públicos que falsamente defienden los derechos humanos y de los ciudadanos del mundo no deben figurar en los sistemas de la ONU, porque más allá de descalificar la institución, impiden el correcto funcionamiento de sus sistemas sobre la base de la mentira y la burda manipulación.

[fbcomments]