Denuncian existencia de agentes cubanos entre los represores en Nicaragua

Denuncian existencia de agentes cubanos entre los represores en Nicaragua

Un matrimonio aseguró ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos haber sido torturados por agentes de la Isla, tras ser detenidos el pasado sábado

Represión en Nicaragua. Foto El Nuevo Diario

MIAMI, Estados Unidos.- Al parecer no es solo Venezuela el país infiltrado por la Seguridad del Estado de Cuba, todo indica que en Nicaragua se extiende la influencia de los agentes de La Habana. Así lo denunció un matrimonio de nicaragüenses este martes en Managua, ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos, quienes aseguraron haber sido torturados por agentes cubanos, tras ser detenidos el pasado sábado.

Lizzette Sequeira y su esposo, Pedro Ortiz, relataron cómo fueron arrestados violentamente y montados en una camioneta de la policía, donde los obligaron a bajar la cabeza y los agentes se sentaron sobre ellos, según una nota publicada por Radio Televisión Martí.

“Entre los policías y los paramilitares andan cubanos”, declaró Ortiz, quien aseguró además que fueron golpeados y amenazados de muerte.

De acuerdo al abogado del matrimonio, Pablo Cuevas, asesor de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, anteriormente había recibido la denuncia de un joven, quien prefirió hablar en condición de anonimato, que coincide al identificar a cubanos entre los agentes que lo arrestaron y golpearon.

Según el texto de Martí, la comisión ha recibido numerosas denuncias de arrestos relacionados con la marcha por la liberación de los presos políticos del pasado 16 de marzo, que dejó un saldo de 164 detenidos, además, Jorge Zapata, un estudiante que pasó ocho meses en prisión y que recién fue excarcelado, dijo a la agencia de prensa EFE que hay cubanos y otros extranjeros trabajando con las fuerzas combinadas del gobierno.

El 13 de julio pasado en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), y la parroquia Divina Providencia policías y parapolicías atacaron a los manifestantes, incluso con lanzacohetes RPG 7, dijo el joven. Los hechos dejaron un saldo de dos estudiantes muertos, y Zapata aseguró haber visto en ese día a uno de los supuestos represores cubanos. “Andaba con una M-16 disparando como loco”.

[fbcomments]