Aeronáutica civil mexicana levanta suspensión a Global Air

Aeronáutica civil mexicana levanta suspensión a Global Air

Se informó luego de una revisión que la aerolínea puede volver a operar

Equipos de rescate en la escena del accidente (Getty)

MIAMI, Estados Unidos.- La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de México levantó la suspensión temporal de operaciones que impuso a la empresa Global Air, dueña del avión que se estrelló en Cuba el pasado 18 de mayo, en un accidente que causó la muerte de 112 personas, según informó el diario mexicano El Universal.

“El acto reclamado mediante el cual se decretó la suspensión temporal de actividades de la empresa (…) quedó sin efectos toda vez que la autoridad responsable (DGAC) llevó a cabo sus facultades de verificación y constató las condiciones y capacidades para la explotación de permisos; lo anterior, tras el análisis de las pruebas y manifestaciones ofrecidas por la quejosa durante el proceso de verificación”, indicó un juez que recibió el informe.

La DGAC informó que al concluir la visita extraordinaria a la que sometió a la empresa, por lo cual el juez decidió sobreseer el juicio de amparo que Global Air, también llamada Aerolíneas Damojh, había presentado contra la suspensión de actividades, y levantó la medida que le impedía continuar operando con normalidad.

“La esfera jurídica del quejoso quedó en la misma situación en la que se encontraba antes de la emisión del acto considerado violatorio de derechos fundamentales; lo que origina la improcedencia del presente juicio de amparo porque el acto que se considera violatorio de los derechos humanos desapareció”, dijo el juez.

Según el reporte del periódico, la revisión a la que fue sometida la empresa se realizó en todas sus instalaciones, flota aérea y estaciones que operan al amparo de los permisos otorgados a la aerolínea. Con esta resolución se concluyó el segundo de los amparos que la aerolínea promovió contra las medidas implementadas luego del accidente en La Habana.

El avión siniestrado era un Boeing 737-200 con 40 años de explotación, arrendado por Cubana de Aviación y que se estrelló poco después de despegar del Aeropuerto de La Habana con destino a Holguín.

Exempleados de Global Air denunciaron en los días siguientes varias irregularidades relacionadas con la seguridad de sus operaciones. Como un antiguo piloto y un exsobrecargo de la compañía, que declararon a varios medios que el desastre aéreo del pasado 18 de mayo “era algo anunciado” debido a las “condiciones absolutamente inseguras” en que volaba.

En 2009, un experto de Cubana de Aviación había recomendado “no contratar bajo ningún concepto” los servicios de Global Air.

[fbcomments]