Precios, la otra cara de “la abundancia agropecuaria”

Precios, la otra cara de “la abundancia agropecuaria”

Proclamar que la producción agropecuaria aumento es falso: vemos productos del agro porque la gente no tiene con qué comprarlos

IMG_0090PUERTO PADRE, Cuba. — Convocados por autoridades políticas y administrativas, productores agropecuarios, cañeros incluso con alimentos sacados del autoabastecimiento propio, desde anoche comenzaron a llegar a la Plaza de la Revolución de aquí, en un intento de abastecer a la población por las festividades de fin y principio de año.

Cooperativistas cañeros que sólo cuentan con unos pocos carneros, conejos y otro ganado menor para consumo propio, fueron “orientados” que ofertaran carne de estos animales en la “Feria Agropecuaria de la Plaza de la Revolución”.

Y ciertamente, aunque los particulares venden la libra veinte, este martes hubo ofertas de carne de carnero y de conejo a diez pesos la libra en la Plaza de la Revolución. Oferta que sólo duró unos pocos minutos. Cumpliendo las orientaciones dadas por las autoridades, mermando la alimentación de sus integrantes, cada cooperativa trajo a la Plaza lo que pudo: uno o dos carneros y algún que otro conejo. Pero a la espera de la carne de esos animales había decenas, cientos de personas en cola, muchos desde la madrugada.

Mientras que entre particulares, la oferta real, la libra de carne de cerdo cuesta veinticinco pesos, la empresa estatal ofertó este 30 de diciembre y en días anteriores alguna carne de cerdo a dieciséis pesos la libra; pero por cada cien libras de carne ofertada a dieciséis pesos podía verse en cola el doble de aspirantes a compradores. Este municipio cuenta con 91 889 habitantes, de los que 55 380, residen en áreas urbanas.

Viandas, hortalizas y granos permanecía en las tarimas de particulares a precios desalentadores: un plátano, dos pesos; un puñado de lechuga, cinco pesos; una torta de casabe, tres pesos; una libra de frijol colorado, dieciocho pesos.

Decir que la producción agropecuaria ha sido incrementada aquí es un falso razonamiento: vemos productos agropecuarios en existencia porque la gente no tiene con qué comprarlos al precio que los ofertan. La prueba es que, cuando por decreto, no por la ley de oferta y demanda los precios bajan, los productos desaparecen. Y los carneros que hicieron que los cooperativistas trajeran a la Plaza de la Revolución hoy son un buen ejemplo.

Pies de fotos:

  • Cientos de personas fueron a la Plaza de la Revolución hoy procurando con qué hacer la cena del último día del año.
  • Algunos recibirán Año Nuevo con una cena vegetariana.

 

[fbcomments]