Carece de jeringuillas plásticas Hospital Oncológico de Camagüey

Carece de jeringuillas plásticas Hospital Oncológico de Camagüey

El operado de cáncer de laringe Nelson Rafael Céspedes López ha sido inyectado en 10 ocasiones con la misma jeringuilla

Nelson Rafael Céspedes López, operado de cáncer de laringe (foto del autor)
Nelson Rafael Céspedes López, operado de cáncer de laringe (foto del autor)

CAMAGÜEY, Cuba. -El operado de cáncer de laringe Nelson Rafael Céspedes López ha sido inyectado en 10 ocasiones con la misma jeringuilla plástica, debido a la ausencia de las mismas en el Hospital Oncológico María Kourí, de la provincia central.

Según Elvira González Abreu, esposa de Nelson Rafael, han tenido que suministrarle la morfina para aliviar los dolores producidos por el cáncer que padece, con la única jeringuilla plástica que posee, cada 12 horas por espacio de 5 días.

A decir de Elvira la carencia de jeringuillas es de tal magnitud que los médicos del referido hospital le han comunicado que ella misma tiene que conseguirlas por gestiones propias. Es de esta manera que Elvira ha tenido que hacer las veces de enfermera (algo para lo cual no está capacitada) y suministrar a su esposo por vía intramuscular el sulfato de morfina, a pesar del peligro que ello implica al tratarse de una droga fuerte capaz de matar a una persona al instante.

Nelson Rafael llego al hospital María Kourí procedente del hospital provincial Manuel Ascunce, al que fue llevado el día 1 de febrero y en cual permaneció hasta el día 5. Durante su estancia en el Manuel Ascunce, Céspedes Lopez fue sometido a una prueba de Rayos X mediante la cual los médicos de este centro de salud detectaron una tumoración maligna en la columna vertebral, que le comprime la medula espinal y que es metástasis del cáncer de laringe, lo que ha traído como consecuencia la falta de sensibilidad en ambas piernas.

Luego de permanecer ingresado del 5 al 20 de febrero en el hospital María Kouri, período en cual recibió 10 radiaciones, los médicos de este lugar autorizaron que Nelson Rafael continuara el tratamiento médico en su casa. Allí ha llegado sin que el sistema de salud le facilite una silla de rueda, teniendo en cuenta que no puede caminar o le garantice un botellón de oxígeno, el cual necesita para los momentos de crisis, cuando no es capaz de respirar por sí mismo debido a su padecimiento.

También, de acuerdo con Elvira, tanto en el hospital provincial Manuel Ascunce existen problemas con la higiene, el suministro de agua tanto fría como caliente es afectado con frecuencia y específicamente en el Manuel Ascunce, el día 5 cuando fue trasladado su esposo para el oncológico no se localizaron ni sillas de ruedas ni camillas para este propósito por espacio de una hora.

[fbcomments]