Cuba comprará a China tres plantas bioeléctricas

Cuba comprará a China tres plantas bioeléctricas

Por un valor de 150 millones de dólares, utilizarán los restos de la caña de azúcar

Las tres plantas producirían electricidad a partir de biomasa de los restos de la caña de azúcar (foto tomada del Diario las Américas)


LA HABANA, Cuba.- Cuba comprará a China los equipos para construir tres plantas productoras de electricidad a partir de biomasa de los restos de la caña de azúcar por un monto de más de 150 millones de dólares, anunció hoy la empresa estatal de importaciones Agroindustriales (Azuimport).

Las plantas bioeléctricas, que producen electricidad a partir de los desechos de la molida de la caña de azúcar y también del arbusto marabú, serán instaladas en centrales azucareros de las provincias de Matanzas, Sancti Spíritus y Villa Clara, informó el director adjunto de Azuimport, Vicente Costa.

Entre otras operaciones comerciales la empresa perteneciente al Grupo Azucarero Azcuba prevé una licitación pública con la India, a fin de comprar otra bioeléctrica por valor de 90 millones de dólares que será edificada en el central azucarero 30 de Noviembre, de la provincia occidental Artemisa, refirió el directivo.

Estas plantas integran el programa de ahorro energético trazado por Azcuba, encargado de la producción azucarera, con el propósito de cambiar la matriz energética y reducir la dependencia del petróleo importado para la generación de electricidad en la isla, explicó Costa, citado por la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Este jueves se anunció el comienzo de la construcción de la primera planta bioeléctrica con participación de capital extranjero en el país caribeño, a partir de un proyecto mixto con empresas de China y el Reino Unido, valorado en más de 186 millones de dólares.

Asimismo se instaló la primera piedra de esa planta de biomasa que se edifica en una zona aledaña al central azucarero Ciro Redondo, en la provincia central Ciego de Ávila, con capacidad para generar 60 megawatt por hora y su terminación está prevista para finales del año 2019.

Azcuba indicó que se trata de un programa de desarrollo a mediano y largo plazo que prevé construir un total de 25 plantas eléctricas de energía renovable con biomasa de la caña de azúcar en distintas zonas del país.

Cuba tiene un plan de desarrollo de energías limpias que prevé cubrir 24 % de las necesidades energéticas de la isla por fuentes renovables para 2030, con el objetivo de reducir su dependencia energética del crudo subsidiado de Venezuela.

Se estima que en estos momentos la isla recibe 55.000 barriles diarios de su principal socia, más de 40 % de los más de 100.000 barriles que llegó a recibir en los mejores momentos del acuerdo de cooperación firmado por los dos países en 2003.

Ese suministro se ha debilitado considerablemente debido a la crisis económica en el país suramericano y a la caída de los precios del petróleo.

(EFE)

[fbcomments]