Se desata la represión en Cuba

Se desata la represión en Cuba

La policía política asaltó la sede de una organización de abogados independientes e incautó sus equipos de trabajo

Auto de la policía (Archivo)
Auto de la policía (Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- El violento asalto por parte de la Seguridad del Estado y la Policía a la sede de la organización independiente Cubalex ocurrido al mediodía de este viernes, se saldó con el decomiso de los equipos de trabajo y dinero en efectivo de ese grupo, así como una acusación por “actividad económica ilícita”, según describe desde La Habana la abogada Laritza Diversent.

En conversación telefónica con CubaNet, Diversent reiteró que su vivienda, sede de Cubalex, fue invadida este viernes por agentes de la policía política y nacional, que estuvieron revisando el lugar hasta las 11:00 p.m.

“Vinieron con una orden de registro, supuestamente porque había una denuncia por actividad económica ilícita y por asociación ilícita”, describió la abogada, que dirige la organización no gubernamental. La jurista constató que el formato de la orden de registro no cumplía los requisitos legales y, apelando a su derecho constitucional, se negó a dejarlos entrar.

Sin embargo, los agentes forzaron la entrada de la vivienda y penetraron en la sede de Cubalex. Los miembros de la organización que se hallaban allí fueron registrados también, e incluso a las mujeres se les obligó a desnudarse y que hicieran cuclillas, de acuerdo a la descripción de Diversent.

“A los ocho miembros (que estaban presentes al momento del allanamiento) les quitaron el teléfono. Estuvimos incomunicados”, refiere Laritza, quien recuerda además que en 2015 ocurrió un robo en la sede de la organización.

El registro estuvo dirigido por una fiscal de nombre Beatriz Peña, de la Fiscalía General de la República. La orden de registro a la dirección del domicilio de Laritza Diversent había sido emitida por el teniente coronel Juan Carlos Delgado Casanova a partir de la denuncia 57750-16 (sin número de expediente), describió la propia abogada a CubaNet.

La revisión fue llevada a cabo por una veintena de agentes. “En todo momento, la fiscal que dirigía la operación estaba comunicada por teléfono, describiendo (a un superior) cada cosa que encontraban”.

El equipo que hizo el registro a Cubalex incluía miembros de la Oficina Planificación Física y de la Oficina Nacional de Administración Tributaria, así como del Ministerio de Justicia. Cada uno de ellos, cuenta la directora de Cubalex, venía buscando algo en específico.

Finalmente fueron ocupadas cinco computadoras incluyendo un servidor, un router, escáneres portátiles, numerosos discos y memorias USB, así como 540 CUC en efectivo además de las alarmas de las puertas.

“El MININT se llevó los equipos y la Fiscalía los documentos”, dice la directora de Cubalex.

Diversent teme que la Fiscalía utilice los documentos que ocupó, para presionar a las personas cuyos expedientes figuran ahí a dar un falso testimonio que afectase a Cubalex. La organización lleva ya cinco años prestando asesoría jurídica independiente de forma gratuita a cualquier ciudadano, pero no es reconocida por el gobierno cubano.

Debido a que los servicios brindados por dicha ONG no tienen costo, su directora afirma que no ejercen ninguna actividad económica ilícita y que los recursos con que cuentan son fruto de la cooperación internacional, un derecho que es defendido inclusive por Naciones Unidas.

A su vez Dayán Alfredo Pérez Noriega, miembro de Cubalex, fue detenido este viernes y llevado a la estación policial de Santiago de Las vegas, donde permaneció hasta las 10:00 p.m. En el interrogatorio a Pérez Noriega, a este le informaron que el registro en Cubalex había sido “una orden del alto mando” y lo amenazaron con que iban a desaparecer el equipo de trabajo de esa organización.

En tanto, otro miembro de la ONG permanece encarcelado e incomunicado en la unidad policial de Zanja, municipio Centro Habana.

La acción desatada por el gobierno cubano contra Cubalex se une a los arrestos a opositores en los últimos meses (al menos 517 en agosto), en un aumento de la represión que ocurre al mismo tiempo que el gobierno renueva su imagen ante la comunidad internacional. Ya en 2003, una escalada similar contra la sociedad civil terminó con el arresto de 75 opositores al régimen y periodistas independientes que pasaron años en prisión.

A pesar de los alarmantes hechos que están ocurriendo actualmente, “de la prensa internacional acreditada en Cuba nadie ha venido a vernos”, denuncia la abogada Diversent. “La prensa internacional no se interesa por lo que le pasa a la sociedad civil. Nos sentimos solos y abandonados. Ellos saben la fuerza que puede tener la opinión pública mundial”.

Por otra parte, medios alternativos como el propio CubaNet, que en los últimos meses estaban desbloqueados en la Isla, fueron recientemente vueltos a prohibir.

Acerca del Autor

CubaNet

CubaNet

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]