Mensaje de José Daniel Ferrer a CubaNet

Mensaje de José Daniel Ferrer a CubaNet

“Seguiré trabajando de manera más estrecha con ustedes, no como líder de la UNPACU, sino como un ciudadano cubano”

MIAMI, Estados Unidos. – Este 3 de abril, el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer García, fue sancionado a cuatro años y medio de prisión domiciliar, luego de que el régimen retrasara por 23 días la entrega de la sentencia.

Roilán Zárraga, Fernando González y José Pupo, los activistas detenidos junto a Ferrer el pasado 1 de octubre, fueron condenados a tres años y seis meses, tres años y ocho meses y cinco años de prisión domiciliaria, respectivamente.

Aunque el líder de la UNPACU y uno de los principales promotores de Cuba Decide ha perdido más de 50 libras y se encuentra muy deteriorado físicamente, se mantiene con mucha firmeza.

Este lunes agradeció a CubaNet por el apoyo durante los difíciles meses en los que estuvo preso y aprovechó este sitio web para enviar un mensaje a los cubanos que están dentro y fuera de la Isla.

“Logré salir de prisión gracias a la solidaridad de muchos buenos cubanos de dentro del territorio nacional y otros exiliados. A todos quiero reiterarles mi gratitud y reconocimiento”, afirmó Ferrer.

“Seguiré trabajando de manera más estrecha con ustedes, no como líder de la UNPACU, sino como un ciudadano cubano que junto a otros muchos buenos patriotas estamos llamados a liberar Cuba. Vean en mí a un humilde compatriota, un activista que quiere cumplir con su deber y que cumple las orientaciones de todos los que tengan moral, prestigio, inteligencia, amor para luchar, proponer y actuar a favor de nuestro pueblo”.

Durante la conversación, el líder opositor rememoró sus últimos seis meses en la prisión de Aguadores, en Santiago de Cuba.

“Me encerraron en una celda similar a una tumba sucia, fría y pestilente. Me mantuvieron en condiciones infrahumanas para tratar de doblegarme. Sufrí acoso, violencia, humillaciones de todo tipo, hambre, frío y falta de atención médica”.

Ferrer también señala que la Seguridad del Estado y la dirección de la prisión Aguadores impedían que su familia le llevara los medicamentos que él necesitaba.

“No confío en los médicos del régimen. Su descrédito lo pusieron de manifiesto cuando los mandaron a publicar mentiras en la televisión cubana y en otros sitios al servicio de la dictadura”, confesó.

Durante los seis meses en prisión el principal coordinador de UNPACU se negó a utilizar el uniforme en señal de rebeldía, por tanto, lo mantuvieron semidesnudo y más adelante en calzoncillo y camiseta.

“Me negué siempre a usar el infame uniforme de prisionero común y, cuando me lo ponían los guardias, era contra mi voluntad y utilizando la violencia”.

José Daniel Ferrer denuncia que estos meses fueron prácticamente de completo aislamiento. Además, aclara que el objetivo de sus carceleros era hacerlo sufrir aún más de lo que sufren los presos comunes.

Pero el exprisionero de la Primavera Negra se inspiraba en los héroes de la Guerra de Independencia contra el colonialismo español y en los mártires de la lucha anticomunista.

“Yo me decía: ‘No estoy solo. Aquí están conmigo José Martí, Antonio Maceo, Máximo Gómez, Ignacio Agramonte, Pedro Luis Boitel, Orlando Zapata, Oswaldo Paya, Laura Pollán, y muchos otros’. Todos los días me decía: ‘No te puedes rendir, Jose Daniel, por tu familia, por tu pueblo, por todos los que creen en ti. La tiranía te puede condenar a prisión, te puede seguir torturando, te puede matar, pero hacerte rendir, jamás”.

El régimen en Cuba impidió que la prensa internacional y organismos internacionales de derechos humanos participaran en el juicio contra Ferrer dirigido por el Departamento de la Seguridad del Estado. En la vista, pese a las múltiples violaciones por parte del Tribunal, quedó demostrada la inocencia de los cuatro acusados. El líder de la UNPACU insiste en exigirle a Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel que hagan público el juicio, que fue grabado con tres cámaras.

Durante los últimos seis meses, José Daniel Ferrer recibió apoyo del Gobierno de Estados Unidos, la Unión Europea, Amnistía Internacional e importantes personalidades. Llegó a sensibilizar a toda la sociedad civil independiente cubana e incluso a figuras del arte y la comunicación.

En su defensa, las redes sociales se convirtieron en un frente de batalla contra la campaña de descrédito que el régimen llevó a cabo. Por él, importantes protestas tuvieron lugar en Washington DC, Miami y otras partes del mundo, donde confluyeron cubanos de todas las edades. En Cuba, las calles de casi todas las provincias fueron inundadas con volantes, pegatinas y carteles que exigían su liberación.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

Katherine Mojena Hernández

Katherine Mojena Hernández

Miembro de la dirección nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Promotora de la iniciativa Cuba Decide. Equipo a cargo de la dirección y edición del sitio web Cuba te Cuenta

[fbcomments]