Mariel: El mega puerto fantasma

Mariel: El mega puerto fantasma

En la llamada Zona de Desarrollo faltan todas las infraestructuras. Ni en 10 años las levantan. Hay muchos enfermos por contaminación. “Ahí comerán los militares y nadie más”

Foto-reportaje de Ernesto García

LA HABANA, Cuba -Interesado en saber qué pasa con el Mega Puerto del Mariel (ZEDM), este reportero llegó a 600 metros del megaproyecto. El carretonero que me llevó, me dijo: “Entrar es difícil, está tomado militarmente. Te verifican, chequean y rechequean”.

El custodio encargado del pase me aclaró: “no te puedo dejar pasar y aquí no te me puedes quedar”. Le pregunté si podía tirar fotos. Y me advirtió: “eso lo autoriza la dirección y la CIM (contrainteligencia militar)”.

Desde el Malecón del pueblo de El Mariel, del otro lado de la bahía -donde las aguas apestan por su alto nivel de contaminación-, vi que apenas había barcos en los muelles del Mega Puerto. Solo vi un barco de Belice y otro de bandera venezolana.

En el parque del pueblo, un empleado de la Termoeléctrica (sin decir su nombre), me dijo: “Yo nací aquí. Y te puedo asegurar que esto está malísimo. No hay trabajo para nadie. Éramos un pueblo de pescadores y agrícola. Con la demolición del central, nos acabaron la vida. Ahora el gobierno vuelve con el cuento del Mega Puerto, pero ahí trabajarán solo gente de nivel y nosotros somos simples guajiros y pescadores. Las empresas empleadoras están en La Habana, controladas por las Fuerzas Armadas (FAR). Los militares son los que llevan ese Puerto. Comerán ellos y nadie más”.

María (nombre cambiado), administradora de una pizzería, comentó:

“Hace 14 años quisieron hacer en El Mariel una Zona Franca, al final todo se perdió. Los extranjeros que invirtieron se fueron. Fue un desastre. Ahora es el mismo perro con diferente collar. Estamos paralizados en el tiempo. Mi madre me dice que este pueblo está peor que antes de la revolución. Cierro la pizzería a las 3 de la tarde. Nos afecta la polvareda de la fábrica de cemento y el humo de la termoeléctrica. Hay muchos enfermos por la contaminación del aire que respiramos”.

Al jubilado Alberto Portales Ampudia no se le aguanta la lengua:

“¡Las terminales del Mega Puerto están vacías! Y la llamada Zona de Desarrollo será -si acaso- para dentro de 20 ó 30 años, porque ahí falta toda la infraestructura. Y ni en 10 años lo levantan, porque dudo que los empresarios extranjeros inviertan. No le veo sentido a ese proyecto. A no ser que esperan que los americanos quiten el embargo y lo pongan a funcionar”.

Ernesto García Díaz

Graduado de Lic. en Derecho en la Universidad de Camagüey, Cuba. Abogado, notario y dirigente empresarial, consultor marítimo-portuario, especialista en comercio internacional. Autor con el Dr. René Gómez Manzano, del Proyecto de Ley Tierra y el Desarrollo Productivo. Actualmente reside en Miami.

[fbcomments]