Diaz-Canel llama al ahorro “por aquí y por allá, donde quiera que se pueda”

Diaz-Canel llama al ahorro “por aquí y por allá, donde quiera que se pueda”

“La economía en el primer semestre cierra con un discreto 1,1 %, que no por discreto deja de ser alentador”

LA HABANA, Cuba.- Miguel Díaz-Canel anunció hoy que la economía del país creció un “discreto” 1,1 % en el primer semestre debido a “factores adversos” e instó al sector estatal a ahorrar “por aquí y por allá, donde quiera que se pueda, suprimiendo cualquier despilfarro”.

“La economía en el primer semestre cierra con un discreto 1,1 %, que no por discreto deja de ser alentador, en medio de tantos factores adversos”, expresó Díaz-Canel, en un discurso televisado que puso fin a la primera sesión de 2018 de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento unicameral).

El jefe de Estado, que asumió el poder en abril en relevo de Raúl Castro, achacó la “tensa situación en las finanzas externas” cubanas al incumplimiento “de los ingresos planificados por exportaciones, turismo y producción azucarera”, además de los daños provocados por la sequía, el huracán Irma hace un año y las recientes lluvias torrenciales.

Tal coyuntura, aseguró, “nos obliga a adoptar en el segundo semestre medidas adicionales de control” para “trabajar con más precisión las decisiones en materia de importaciones y otros gastos en divisas”.

Díaz-Canel también instó al “aprovechamiento y uso más eficiente de los recursos disponibles”, tanto materiales como financieros, además de “multiplicar esfuerzos” para que en el segundo semestre puedan cumplirse los objetivos marcados, en especial los relacionados con los servicios básicos a la población.

“Esta actitud debe convertirse en regla de conducta de los cuadros del Gobierno en todos los ámbitos, en primer lugar por quienes integramos el Consejo de Ministros”, apuntó.

El presidente relevó el sábado a algunos ministros de su gabinete, entre ellos al de Economía y Planificación, el veterano Ricardo Cabrisas, al que sustituyó su hasta entonces viceministro Alejandro Gil Fernández, un político prácticamente desconocido con un perfil más técnico y nacido después de la Revolución de 1959.

La reunión ordinaria de la Asamblea Nacional ha servido para aprobar el anteproyecto de la nueva Constitución cubana, que se someterá a una consulta popular durante tres meses y finalmente a referendo para su puesta en vigor.

Las reformas económicas son el pilar clave de la modificación de la Carta Magna, que reconocerá el derecho a la propiedad privada, no incluirá el término “comunismo” y admitirá el papel de la inversión extranjera para preservar las finanzas del país.

Al margen de los factores mencionados por Díaz-Canel, la economía cubana pasa por un momento complicado debido a la crisis en Venezuela, su principal socio y valedor, que ha reducido drásticamente los envíos de petróleo subsidiado a Cuba, obligando al país a recurrir a otros proveedores a precios de mercado.

Otro obstáculo al crecimiento ha sido el frenazo al deshielo con EE.UU. por parte del presidente Donald Trump, que endureció con nuevas sanciones el embargo financiero impuesto a Cuba, un país en crisis desde hace décadas y altamente necesitado de divisas e inversión extranjera.

La isla, cuyas autoridades han reconocido que necesitan 2.500 millones de dólares al año en inversión extranjera directa para garantizar el sostenimiento de la economía nacional, cerró 2016 con la primera recesión en más de dos décadas (-0,9 %) y repuntó en 2017 con un 1,6 %.

Para el 2018, el Gobierno cubano prevé crecer un 2 %, mientras la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe (CEPAL) ha pronosticado para el país caribeño un alza del 1,0 % en este ejercicio.

(EFE)

[fbcomments]