Asesinan a joven médico en la ciudad de Guantánamo

Asesinan a joven médico en la ciudad de Guantánamo

El joven, quien fue víctima de un brutal asalto, fue sepultado este 16 de enero

asesinan joven Cuba
Momento de la llegada del ataúd con el cuerpo de Raciel al cementerio. Foto del autor.

GUANTÁNAMO, Cuba.- A las 10:45 de la mañana de este miércoles, 16 de enero de 2019, fue sepultado en el cementerio de Guantánamo el cadáver del joven médico Raciel Fernández Castellano, vecino de la calle Cuartel entre 1 Norte y Paseo, quien falleció ayer 15 de enero en el hospital provincial Dr. Agostinho Neto, como consecuencia de las lesiones recibidas al ser asaltado en la madrugada del pasado viernes 11 de enero, en una céntrica zona de la ciudad de Guantánamo.

El hecho ocurrió aproximadamente entre las 4 y las 5 de la madrugada de ese día, cuando Raciel, de 29 años de edad, se dirigía hacia la terminal de trenes de Guantánamo con el objetivo de viajar hacia Caimanera, su lugar de trabajo.

Según rumores escuchados por este corresponsal en la noche de ayer en el domicilio de Raciel, lugar donde estuvo expuesto su cadáver, el asalto se produjo, presumiblemente, para robarle la laptop, el teléfono celular, el reloj y otras pertenencias.

Público en los alrededores de la casa donde se velaron los restos de Raciel poco antes del entierro. Foto del autor.

La golpiza recibida por el joven médico -también miembro de la comunidad católica guantanamera- fue de tal magnitud, que no resultó reconocido cuando fue trasladado en estado de coma al hospital provincial, lugar donde quedó ingresado en el servicio de urgencias, en el cual permaneció hasta su fallecimiento. Su rostro quedó totalmente desfigurado, y por tal razón su cadáver fue velado con el sarcófago cerrado. El reconocimiento de su identidad -según nos aseguró un médico presente en el velorio, quien nos pidió que no reveláramos su nombre- tuvo que hacerlo la policía mediante el levantamiento, y posterior comprobación, de sus huellas dactilares.

La noticia ha provocado honda repulsa y pesar en la zona de residencia del joven, en la comunidad católica guantanamera y entre numerosos profesionales de la salud, pues Raciel se caracterizaba por mantener buenas relaciones humanas y ser una buena persona y un magnífico profesional.

Vecinos, compañeros de trabajo y hermanos de la Iglesia participaron en el entierro del joven Raciel. Foto del autor.

Otros rumores que circulan por la ciudad aseguran que la policía ya detuvo a varios miembros de una organización criminal guantanamera conocida como “la banda de los trece”, sospechosos de haber participado en el brutal asalto, debido a que les fueron ocupados algunos bienes pertenecientes al occiso.

Mientras estos rumores se difunden, la prensa oficialista calla, lo cual favorece la expansión de la creencia de que no existe peligro en andar por las calles de Guantánamo a altas horas de la noche, un criterio falso debido al aumento de la violencia y a la inexplicable ausencia de patrullaje policial en esos horarios, problema que fue planteado reiteradamente por muchos ciudadanos durante la reciente discusión del Proyecto de Constitución sometido a consulta popular. Lo ocurrido a Raciel lo confirma, pues el joven fue encontrado en estado de coma en la calle Carlos Manuel de Céspedes y el 2 Norte, una zona céntrica de la ciudad.

Varios cientos de personas acudieron al cementerio para despedir a Raciel. Foto del autor.

El cortejo fúnebre partió desde la casa del joven a las 10:30 de la mañana de hoy y contó con la participación de varios cientos de personas, muchas de las cuales expresaron su indignación sobre este suceso, que ha provocado gran conmoción en la ciudad.

[fbcomments]