Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
Sábado, 18 de noviembre 2017

Raúl o Maduro, ¿a cuál le creo?

Si ya se acabó la época de las ‘vacas gordas’ chavistas…

 |   |  comment count
Nicolás Maduro y Raúl Castro juntos en un acto oficial (Foto: Cubadebate)

Nicolás Maduro y Raúl Castro juntos en un acto oficial (Foto: Cubadebate)

LA HABANA, Cuba.- Fueron malas noticias las que dio Raúl Castro en la Asamblea Nacional en cuanto al resultado económico de su régimen en 2016. Y con la certeza de que el embargo norteamericano no será levantado, pronosticó un año 2017 duro y complejo.

Por su parte, Nicolás Maduro trajo, según él, buenas noticias para los venezolanos.

Aunque miles de médicos cubanos que trabajaban en los barrios pobres de Venezuela han regresado a su país, Maduro anuncia una expansión en ocho estados del programa Barrio Adentro.

Maduro, con la ligera subida de los precios del crudo mostró un rostro navideño y prometió el fin de la crisis.

Ambos gobernantes, el cubano y el venezolano, juran que su alianza es indestructible. Recordemos que Maduro trataba de contener las lágrimas durante el funeral de Fidel Castro.

¿A dónde fueron a para los casi 12 mil millones de dólares anuales que durante 12 años el régimen recibió de Venezuela, de acuerdo al convenio firmado en el 2002 entre los difuntos Chávez y Fidel?

El petróleo es el principal asunto en la crisis del régimen castrista.

Durante la época de las vacas gordas chavistas, el gobierno de Venezuela se centró en apoyar al régimen cubano. Para eso no solo reanudó y expandió las refinerías de petróleo de Cienfuegos, La Habana y Santiago de Cuba, sino que brindó una asistencia casi tan grande como la soviética, al extremo que durante una visita a la isla en 2009, Hugo Chávez expresó: “En el fondo somos un solo gobierno, una sola nación”.

Chávez escogió a Cienfuegos y allí construyó casas y envió autobuses nuevos, lo que ayudó a que esa ciudad se recuperara del colapso de las zafras y se convirtiera en un símbolo del éxito de la unión económica entre ambos países.

Como un beneficio extra, en Cienfuegos se incrementaron las obras de infraestructura, además se invirtió parte de los cientos de millones de dólares por la reventa de petróleo de Venezuela en el mercado abierto, lo que permitió la recuperación de la economía no solo de Cienfuegos, sino de la isla

¿Dónde fue a parar todo esto?

En Cienfuegos, con sus anchas avenidas y paseos, los afiches y murales en los que Chávez aparecía abrazando a Fidel Castro ya desaparecieron.

Hoy el futuro de Cuba depende de los turistas yanquis, no de la ayuda venezolana.

Raúl Castro fustiga a sus lacayos públicamente por su lentitud con los inversionistas extranjeros y para no irritar a Maduro, y quedar bien con él, dice: “Estamos muy agradecidos a Venezuela, pero ahora tenemos que defendernos con nuestros propios medios”.

“El petróleo se acabó” es la palabra de orden. Las refinerías están inactivas o trabajan a un 40% de su capacidad. El último tanquero venezolano atracó en Cuba en agosto.

Las exportaciones de petróleo a Cuba, descendieron a cerca de 45 000 barriles al día. Venezuela enviaba 115 000 barriles diarios en 2012.

La producción venezolana ha caído tanto que la petrolera estatal PDVSA no tuvo más remedio que comprar crudo en el exterior para satisfacer sus obligaciones mínimas con Cuba para diciembre y enero, según fuentes involucradas en las operaciones.

Después de eso, es probable que Cuba tenga que conseguir la mayor parte del petróleo por su cuenta.

Maduro dice que los cubanos han sufrido muchas estrecheces desde la caída de la URSS, e insiste en que no permitirá que la crisis económica que atraviesa su país afecte la alianza con Cuba.

“Fidel conocía de los actuales problemas de Venezuela y Raúl entiende que Venezuela ya no puede proveer todas las cosas que proveía”, afirmó en una reciente entrevista Alí Rodríguez Araque, embajador venezolano en La Habana.

A medida que disminuyen los envíos de crudo venezolano, Cuba se ha visto obligada a repatriar a los médicos de Barrio Adentro para ahorrar costos, solo por eso.

A fines de mayo, había unos 38 300 médicos y enfermeros cubanos trabajando en Venezuela, 7 000 menos que los 45 000 de hace tres años, según se publicó.

Muchos de los médicos que vuelven a Cuba no son reemplazados. Varios de sus colegas, además, han empezado a rechazar las antes tan codiciadas misiones en Venezuela debido a la violencia reinante en ese país, según refieren galenos que han trabajado en Venezuela. Varios cientos de esos doctores han desertado a EE.UU.

La exportación de servicios cubanos, en su mayoría médicos, cayó un 15% este año en comparación al 2013, con la consiguiente afectación a los ingresos del régimen en el orden de cientos de millones de dólares.

La pérdida de las ganancias por la reventa del petróleo, junto con la disminución de los ingresos por las exportaciones de médicos, se suman a los malos resultados de la zafra azucarera y la poca inversión extranjera.

Esto, sin contar con que nadie sabe los planes de Donald Trump sobre Cuba, en vista de lo poco logrado por Obama.

palfonso44es@gmail.com

Acerca del Autor

Relacionado:

Envíe su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: