Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
Jueves, 17 de agosto 2017

No volverán a Cuba

A Miguel y Lucía el viaje podría terminar saliendo más caro de lo que planificaron en un inicio

 |   |  comment count

LA HABANA, Cuba. –Miguel Carrasco y Lucía Figueres no volverán a Cuba. El matrimonio español llegó a la isla con expectativas y ávido por conocer la Isla.

“Cuba está de moda, y quisimos verla de cerca”, comenta Miguel a CubaNet.

Sin embargo, la pareja ha terminado arrepintiéndose, y lo peor, el viaje podría terminar siendo más caro de lo que planificaron en un inicio.

“Hemos sido timados en dos ocasiones”, aseguran con tristeza y frustración.

La primera estafa fue con tabacos falsos de la marca Cohiba. Relatan que por el Capitolio un joven se acercó y entre abrazos les aseguró que vivía en la cuadra donde estaban alquilados, dando detalles precisos del lugar.

El carisma del muchacho sedujo a la pareja, que en poco tiempo se convirtió en presa fácil para el engaño.

“Nos propuso dos estuches con tabaco Cohiba a un precio más barato que en las tiendas, y enseguida aceptamos”.

En ese momento, la mercancía comprada no despertó sospechas en el matrimonio. “Solo confirmamos que cada caja contenía 25 tabacos con su sello oficial de fábrica y pagamos 100 CUC por las dos”, explican.

De vuelta a la habitación, comentaron a la dueña de la casa lo sucedido. Sin embargo, ésta les aseguró, por las señas físicas descritas, que el vendedor no vivía en el barrio.

Surgió entonces la duda, y cuando revisaron meticulosamente la mercancía, comprobaron que los tabacos eran de baja calidad. Según les explicaron posteriormente, el producto fue adquirido por los estafadores a un peso (CUP) la unidad en las bodegas estatales, donde se vende mercancía por la libreta de racionamiento.

“A los tabacos les habían colocado el anillo con la marca Cohiba”, lamentaron.

La segunda estafa ocurrió mientras buscaban una guayabera (tradicional prenda de vestir cubana). “Estuvimos en varias tiendas, pero no había guayaberas en venta, hasta que alguien nos escuchó y nos dijo dónde podríamos comprar una”.

El “gentil guía” los llevó a un comercio perteneciente a la corporación estatal ARTEX, donde no había guayaberas en exhibición. “Pero el dependiente sacó una del almacén de la tienda, y nos pidió 52 CUC, que decidimos pagar. Después supimos que el precio real eran 40 CUC, pero ya era tarde para reclamar”, comenta la pareja.

A todo esto el matrimonio suma el acoso de limosneros, prostitutas, “facilitadores” de cuartos de renta y de choferes de autos antiguos para un paseo citadino.

Miguel y Lucía no informaron de los engaños a la policía. La dueña de la casa alquilada les comentó que realizar una denuncia sería perder el tiempo. “Nos dijo que conoció a otros extranjeros estafados que denunciaron sin resultados”.

Para la legislación cubana, el que cometa delito de estafa “incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas”, según el artículo 334.1 del Capítulo IX del Código Penal.

Una fuente policial consultada por CubaNet califica de alarmante el número de denuncias por estafa hechas por turistas extranjeros.

Reconoce que el actuar de las autoridades en estos casos ha sido discreto. “La cantidad de detenidos y procesados por este delito es muy baja en relación a las denuncias”, afirma la fuente bajo anonimato.

Ver más en:

Acerca del Autor

Fernando Donate Ochoa
Fernando Donate Ochoa

Periodista independiente/Holguín

Relacionado:

Envíe su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: