El Caballo Grande anda en la calle

El Caballo Grande anda en la calle

CubaNet se subió en el Womy, nuevo ómnibus biarticulado que recorre las calles de La Habana, y al cual los cubanos no han dudado en bautizar como el “Caballo Grande”

Womy parando lejos de paradas (foto del autor)
Womy parando lejos de paradas (foto del autor)

LA HABANA, Cuba:- Un viaje en el Womy requiere de mucha paciencia. Nos referimos al ómnibus biarticulado que desde el pasado 22 de diciembre de 2014 transporta desde el Vedado a Santiago de Las Vegas a cientos de pasajeros de la capital cubana. No es un viaje rápido como muchos piensan. La Empresa Transmetros no asegura disciplina y calidad para este nuevo servicio.

El Womy, sale de la Calle G y 25 en el Vedado, hasta el paradero de la Terminal de Santiago de las Vegas (TSV), “…su tiempo de recorrido es de aproximadamente una hora diez minutos”. ─Apuntó al periódico oficialista Juventud Rebelde, Enrique Cobreiro Barceló, director de Operaciones de Transmetros─.

Según la dirección de operaciones de Transmetros, el biarticulado logró transportar diariamente en diciembre del 2014 cerca de 2000 pasajeros, o sea, unas 500 personas por viajes de ida y vuelta. Tiene 48 asientos, una capacidad media de 112 pasajeros y máxima de 160. De ahí que popularmente haya sido bautizado como el nombre de “Caballo Grande”, al romper los récords de transportación que poseían los impopulares “camellos”.

CubaNet el pasado 3 y 4 de febrero, tomó asiento en el “Caballo Grande”. Entrevistó con el chofer de turno, empleados que también opinaron para su portal digital:

A Dariel González, chofer del biarticulado le preguntamos: ¿Cuáles son los horarios de salida de G y 25?

“En la mañana comenzamos desde G y 25 con las salidas de 06:10, 09:10 y 12:00 de la mañana. Hacemos el recorrido aproximadamente en una hora y veinte minutos hasta la terminal de Santiago de Las Vegas. En la tarde salimos a las 15:20 de G y 25 y regresamos a las 18:00 horas en que terminamos la jornada de trabajo”.

¿Por qué no hay una información de los itinerarios en las paradas de origen y destino?

Cerca de 10 pasajeros parados durante el vieje S. Las Vegas a G-25 Vedado (foto del autor)
Cerca de 10 pasajeros parados durante el vieje S. Las Vegas a G-25 Vedado (foto del autor)

“Esa respuesta la deben dar los compañeros de la Empresa de Transmetros, ellos son los encargados de señalizar y divulgar los itinerarios, se lo hemos dicho, hay una resolución, pero si no la cumplen, nosotros somos empleados, no podemos hacer nada, al menos lo informamos a quienes nos pregunten.”

¿Por qué no cumplen con el horario de 1 hora 10 minutos de viaje G y 25/TSV?

“Bueno existe una disposición administrativa sobre la programación de trabajo, pero la vía no tiene la nivelación adecuada, hay sus huecos, después, en los últimos tiempos está inundada de por los taxis almendrones, algunas veces nos bloquean. Hay que manejar con cuidado. Y como estamos a prueba, nos arreglamos con los inspectores”.

¿Qué cantidad de pasajeros están transportando diariamente ustedes?

“Mira el trayecto tiene 36 paradas a vuelta completa, la mayoría de los 48 asientos se mantienen ocupados, pero no estamos transitando ni a media capacidad, que son con unas de 112 pasajeros, o sea unos 64 pasajeros de pie, así daría resultados económicos favorables para todos. Estaríamos un promedio de 250 pasajeros por viajes. Creo que económicamente, habrá que buscar soluciones.”

Teresa, nombre con el que se identificó una pasajera, expresó: “A mediados de enero, publicaron por la prensa un grupo de deficiencia que tenía este ómnibus: Fíjate que aún no tiene los pasamanos horizontales para trasladarse las personas mayores, tampoco las señalizaciones para los asientos de las embarazadas, impedidos físicos o madres con niños. Así es todo en este país. Nada se hace bien”.

Un empleado de transporte que viajaba en el biarticulado, quien no autorizó ser identificado, comentó: “La indisciplina comienza por casa, que puedes esperar. Mira dos conductores, uno de ellos sin uniforme y comiendo maní. Distrayendo al chofer, debiera estar en la segunda puerta. La ventilación se pierde. Se siente calor. Espero que en el verano sean capaz de mejorar la refrigeración y no abrir ventanillas, porque pagar 1 peso, conforme a las condiciones de este transporte, se paga su climatización”.

De los dos conductores del Womy uno solo usa uniforme (foto del autor)
De los dos conductores del Womy uno solo usa uniforme (foto del autor)

Durante el viaje este reportero como testigo ocular de CubaNet pudo observar un grupo de incidencias, que esperamos hayan sido recogidas por las cuatro cámaras que tiene instalada el Womy. Aun cuando por la forma de actuar de sus empleados, tenemos la reserva de que estuviesen encendidas, pues hubieran podido captar:

  • -El momento en que el conductor le pasó unos pesos al inspector que controla el itinerario en la parada de Fontanar, para evitar notificaciones del tiempo real que debería consignarse en la hoja de ruta.
  • -Cuando cerca de ocho pasajeros no pagaron el pasaje, sin que los conductores le exigieran la obligación de pago.
  • -Las 7 paradas no oficiales en las que se detuvo el biarticulado, para dejar o montar a algún pasajero.
  • -El goteo de agua constante por el techo de la segunda sección articulada y el desprendimiento de unas de las secciones del forro de su techo, por donde se escapa parte de la climatización.
  • -El incumplimiento del itinerario aproximadamente de cerca de 40 minutos en el viaje de ida y vuelta completo.

Transmetros podrá sacar sus propias conclusiones. Como dice Calviño, ¡vale la pena! Fue una experiencia provechosa, el recorrido a vuelta completa en el “Caballo Grande”.

ernestogardíaz@gmail.com

[fbcomments]