Convencer a un adolescente de ser policía

Convencer a un adolescente de ser policía

El MININT necesita nuevos reclutas, preferiblemente de la capital cubana. Por tal motivo, recorre los preuniversitarios, explicando a los estudiantes las “bondades” de convertirse en agente

Muchos buscan tener un título profesional por esta vía (foto cortesía del autor)
Muchos buscan tener un título profesional por esta vía (autor de foto: Julio Aleaga)

LA HABANA, Cuba. -El oficial aprovechó el cambio de turno para dirigirse a los alumnos de 11º grado y explicar las “bondades” de estudiar en el Instituto Superior del Ministerio del Interior (MININT).

Ante la curiosidad de los jóvenes sobre qué se podía o no hacer en la vida interna de la academia, el oficial dijo: “se puede fumar, no se debe tomar alcohol. Pero sí se puede armar gozadera y si quieres un novio o novia puedes conseguirlo en el gimnasio.” Estallaron las risas, el buen ambiente había sido creado en esa aula del preuniversitario Kim Il Sung, en el capitalino municipio de Arroyo Naranjo.

Al final de la charla, se prematricularon más de diez alumnos para el curso 2016-2017. El oficial nunca explicó las condiciones de la beca, ni por cuáles especialidades podían optar o las oportunidades de los futuros egresados. Tampoco hacía falta, la mayoría de los jóvenes optan por esta opción, buscando ser, por ejemplo, investigador de criminalística, aunque después terminen en una plaza de instructor policial o jefe de sector. Es una vía rápida y fácil para llegar a obtener un título universitario.

“La mayoría lo hace por embullo, o por la oportunidad de coger una carrera que por la vía civil exige más de 95 por ciento del índice general académico. Pero a la hora de la verdad más de la mitad se arrepiente”, dijo Magali Estévez, de 56 años y vecina del municipio habanero Cotorro.

A jóvenes como Carmen Carla les atrae Criminalística, especialidad que muestra sus características en seriales televisivos como “Tras la huella” o en el dramatizado de última factura “UNO” (Unidad Nacional Operativa).

“Yo opté por la criminalística porque es algo bonito y no tiene nada que ver con los procedimientos penales. Pero cuando llegué a mi casa y le dije a mi mamá que había aplicado para esta carrera, me recomendó que lo pensara bien”, comentó.

Estudiantes del Instituto Superior del MININT (foto cortesía del autor)
Estudiantes del Instituto Superior del MININT (autor de foto: Julio Aleaga)

Por otra parte, el MININT, busca que la capital tenga sus propios policías, política establecida desde 2011, con el objetivo de reducir el costo de traer reclutas del oriente del país.

La escuela superior de esta institución no exige pruebas de ingreso o un elevado escalafón preuniversitario, tampoco contempla creencias religiosas o si eres hijo de un disidente, al menos en el primer sondeo que se hace a nivel secundario y preuniversitario.

“Se necesita un buen puntaje como estudiante para estudiar carreras como Informática, Relaciones Internacionales, Farmacia, Electrónica, Periodismo o cualquiera de las otras carreras universitarias más demandadas. No es así para las profesiones que oferta el MININT. Ninguna otra institución cubana tiene que recorrer secundarias o preuniversitarios en busca de matrículas como lo hace esta institución. Para ellos no cuentan las indisciplinas, el bajo índice académico, la conducta social o si resides fuera de tu provincia”, nos comentó un ex profesor de Secundaria Básica, que prefirió mantenerse en el anonimato.

El sueldo de un recién graduado en las escuelas del MININT representa dos veces el salario promedio de un trabajador civil, que es de 420 pesos mensuales, unos 17 dólares.

odelinalfonso@yahoo.com

[fbcomments]