Cabellos en venta: otra vía para escapar de la crisis

Cabellos en venta: otra vía para escapar de la crisis

Mantener un cabello hermoso y sano se ha convertido en un reto para algunas cubanas, mientras que, para otras, el pelo ha sido una fuente de ingresos para sobrevivir a la crisis que enfrenta la Isla

(Foto: Facebook)

LA HABANA, Cuba. – La venta de pelo es una de las actividades que se han extendido en Cuba durante los últimos años con el auge de los salones de belleza. En ese sentido, no son pocas las “agraciadas” que aprovechan las condiciones de sus cabellos para comercializarlos en ese tipo de negocios y a través de Internet.

Mantener un cabello hermoso y sano se ha convertido en un reto para algunas cubanas, mientras que, para otras, el pelo ha sido una fuente de ingresos para sobrepasar la crisis que enfrenta la Isla.

“Es una fuente de ingresos extra. Soy madre soltera y tengo tres hijas. Llevábamos más de un año sin cortarnos el pelo y lo teníamos bastante largo. Los precios de todo en Cuba se han disparado desde la crisis del coronavirus y la única solución que encontramos fue vender el pelo para poder comer”, dijo a CubaNet Yamila González, quien utilizó el portal de anuncios clasificados Revolico para vender su pelo y el de sus niñas.

A finales de 2020, González obtuvo ganancias por unos 600 pesos convertibles (CUC), el equivalente a casi dos años de su salario como auxiliar pedagógica. Ella asegura que, “de no ser por ese dinero extra”, no sabe qué le hubiera pasado, ya que “los precios de todo lo necesario para vivir y para comer están por las nubes”.

Sitios de anuncios en diferentes redes sociales son utilizados para promocionar el cabello humano. Plataformas como Revolico y grupos de Facebook, WhatsApp y Telegram están inundados con anuncios de mujeres cubanas ofertando su pelo a diferentes precios.

(Foto: Facebook/Cortesía del autor)

“Los precios de los moños varían en dependencia de la calidad y el estado que tenga el cabello. un moño bien cuidado que mida más de 70 cm y que tenga bastante volumen puede tener un valor entre 150 y 180 CUC”, explicó a este diario Yadira León, una peluquera que se dedica a poner extensiones, entre otros servicios.

La joven sostiene que mantener un pelo largo en la Cuba de hoy “es todo un reto” debido a la escasez de cosméticos en las tiendas.

“No hay shampoo, ni suavizador, ni ninguna crema en las tiendas. Todos los productos están desaparecidos y no todas tienen dólares americanos para comprarlos en las tiendas en MLC. Algunas lo venden por necesidad, otras porque simplemente no pueden mantenerlo”, añadió León.

(Foto: Facebook/Cortesía del autor)

“Yo lo tuve que vender porque no hay nada. Se me estaba maltratando mucho. Los productos que lo mantenían bien, bonito y con volumen se los compraba a las personas que viajaban, pero desde que cerraron los aeropuertos por la pandemia todo está difícil. Veremos ahora, me dolió mucho vender mi pelo, pero sin buenos productos se estaba maltratando, no es solo la escasez de comida, el desabastecimiento es total”, comentó Mercedes Suárez, una cubana que obtuvo 130 CUC por casi la totalidad de su cabello.

Según una fiscal entrevistada para este trabajo, que prefirió el anonimato por cuestiones de seguridad, “se pudiera decir que existe un vacío legal con respecto a este tema tan sensible”.

“No esta legislado así de forma específica, pero la venta de cabello humano no se encuentra contemplada en la lista de actividades por cuenta propia permitidas. No tengo conocimiento de ningún caso, al menos en mi provincia, de alguien que haya sido llevada a los tribunales o sancionada por esto, pero pudieran acusarte de actividad económica ilícita y, en el caso de los que trafican con grandes cantidades, pudieran ser multados y llevados a los tribunales por esto. Todo es muy relativo y se pueden tomar acciones legales”.

 

Sin embargo, la jurista sí dijo tener conocimiento “de personas que ejercían la peluquería sin pagar patentes” y “que fueron sancionadas con multas de hasta 2 500 pesos”.

Para Omaida López, dermatóloga de la provincia de Artemisa, usar extensiones con cabello humano es una práctica muy poco higiénica.

“Muchas veces las condiciones higiénicas no son las idóneas. El cabello humano puede alojar bacterias, hongos y parásitos. Por ejemplo, la tiña de la cabeza (tinea capitis) es una infección causada por hongos (infección micótica o micosis) del cuero cabelludo y del cabello y es altamente contagiosa. otros parásitos y hongos también pueden transmitirse por esta vía, al menos yo no recomiendo nunca usar pelo de otra persona que muchas veces ni conocemos”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Orlando González

Periodista independiente. Reside en La Habana.

[fbcomments]