Alarma por dengue y zika en Santiago de Cuba

Alarma por dengue y zika en Santiago de Cuba

Aumentan los casos febriles y de personas hospitalizadas

Militares y estudiantes de Medicina visitan casas en comunidades marginales de Santiago de Cuba (Foto: Yosmany Mayeta)

SANTIAGO DE CUBA, Cuba.- La poca salubridad que presenta la provincia de Santiago de Cuba, con más de 73 focos precarios e insalubres o barriadas marginales y periféricas, han puesto en alarma a las autoridades de Salud Pública y a la máxima dirección del Partido Comunista, que recientemente se reunieron para analizar la compleja situación epidemiológica.

“Casos confirmados de dengue y zika, han sido hospitalizados, y las embarazadas de estas localidades infestadas, han sido reunidas para un urgente chequeo, por si alguna se ha contagiado con el zika”, reveló Maritza Bueno, doctora MGI del policlínico Municipal. “Si alguna sale confirmada con la enfermedad, tendremos que someterla al aborto, porque no permitiremos que ningún niño nazca con malformaciones”, selló la especialista.

Según el Semanario oficialista Sierra Maestra, los municipios Palma Soriano y Santiago de Cuba, reportan las mayores cifras, respecto a meses anteriores, aunque mantienen en estrecha vigilancia a San Luis, Songo-La Maya, Mella, Guamá y Contramaestre, con la mayor cantidad de manzanas con focos del mosquito Aedes aegypti.

Gloria Navarro, vecina del reparto Altamira, señaló los micro-basurales que se han creado en la localidad, “cerca del pre-universitario han formado tremendo basurero, y tiran animales muertos y la peste se mete completa en mi casa, vivo con mi puerta y ventana cerrada, porque no soporto este mal olor”. También criticó la inestabilidad en la recogida de basura y desechos sólidos por parte de Servicios Comunales, y la poca presencia de los barrenderos de calles en la zona.

Algunos de los factores que ayudan a la propagación del vector son los salideros en muchas de estos barrios marginales, la falta de alcantarillado y la disminución de chequeos periódicos del personal de salud pública, que han sido denunciados por dirigentes de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), según respondió Iliana Gómez, representante en la localidad altamireña.

La presidenta de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), en la barriada conocida como “La Loma de la Candela”, en Venceremos, refirió a este diario que los roturas en la zona son abundantes y ayudan a la propagación de la epidemia. “Los salideros que tenemos por averías en las tuberías del agua de consumo, más los huecos en la calle, son factores que propician un buen lugar para criaderos de mosquitos, y aunque me he quejado muchas veces por esto, el problema no se soluciona”, afirmó.

Las roturas y salideros en el servicio de alcantarillado en algunas zonas de la ciudad, también inquietan a residentes, como los de Calle 9 del reparto Nuevo Vista Alegre en el Distrito José Martí, “hace casi un mes tenemos un salidero de aguas albañales que pasa por todas estas calles, y aunque lo hemos reportado,  y personal de salud se han llegado al área y tomado muestras del mosquito, el arreglo no llega”, reseñó un vecino del lugar. Según este ciudadano, lo más preocupante es la fetidez de estas aguas residuales, y la posible aparición de enfermedades diarreicas o brotes de cólera, en una localidad donde abundan niños y personas de la tercera edad.

Un directivo de salud presente en la reunión con Lázaro Expósito, Primer Secretario del Partido en la provincia, que quiso mantenerse en anonimato, reveló a CubaNet, que se están abriendo salas en hospitales apartados de la urbe para el ingreso de los casos febriles y personas confirmadas con dengue y zika. “Si la situación se mantiene creciente, abrirán nuevamente la antigua Escuela de Trabajadores Sociales y los Campamentos de Pioneros, que quedan lejos de la ciudad, como hospitales de campaña, la realidad se torna compleja y la desmotivación entre el personal de la campaña antivectorial, también es una problemática”. Además contó las constantes críticas del Secretario del Partido a las autoridades sanitarias, exhortando a que busquen una solución a la desmotivación que afecta el desempeño del personal de la campaña, debido a condiciones de trabajo desfavorables.

Este especialista confesó también, que la llamada “Operación Salud” realizada entre el 1ro de junio y extendida hasta el 20 de julio, solo minimizó la epidemia para las festividades carnavalescas, pero “ahora con las lluvias y las difíciles condiciones de higiene que presenta la provincia, las causas de contagio son probables, por la alta trasmisión en todos los municipios santiagueros”.

El dirigente partidista cerró su reunión de control epidemiológico diciendo que los resultados negativos que hoy muestra el territorio evidencian mal trabajo, falta de compromiso y disciplina, reiterando, “los resultados hablan por sí solos, el milagro no nos va a caer del cielo”.

[fbcomments]