Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
jueves, 18 de diciembre 2014

Para atrás, sin impulso

Régimen quiere dar marcha atrás a su monopolio sobre la economía, pero sin perder el poderío

LA HABANA, Cuba, noviembre, 173.203.82.38 -En el primer trimestre de 1968, hace ya más de 44 años, el régimen cubano anunció que iba a llevar a cabo la “Ofensiva Revolucionaria”, que fue el momento en que se apoderaría de todo los negocios que quedaban en manos privadas. Entonces se convirtió en un pulpo, para alimentarse con todo lo que cayera al alcance de sus tentáculos, pero nunca pudo digerir el banquete.

La ineficiencia estatal, por la falta de rigurosos controles y por su desdén hacia la actividad económica, hizo que todos esos pequeños negocios que dejaron de tener dueño, también cesaran de prestar servicios de calidad al pueblo. De esta forma, nacieron las antiguas Empresas Consolidadas, que fueron el verdadero símbolo del socialismo, un desastre que nunca llegó a tener cuerpo de negocio.

Hoy los administradores de aquellas empresas se cambiaron por gerentes de firmas, un poco más al estilo capitalista. Pero los años han pasado y las malas experiencias han hecho mella en el sistema. Es por eso que ahora quieren dar marcha atrás, diciendo que estas actividades comerciales pasan a manos de los trabajadores, aunque no se trata más que de otro de sus trucos.

Entre los primeros que comenzaron el experimento estuvieron los taxistas, los barberos y peluqueros, y ahora le toca el turno a los gastronómicos. La idea general es quitarse de encima los problemas que les generan estos sectores, abriendo fuentes de trabajo, pero siempre bajo el manto protector, o sea, controlador del Estado.

Recientemente se anunció, como parte de un nuevo sistema de gestión económica para el trabajo por cuenta propia, que 14% del total de la red de establecimientos gastronómicos en todo el país, donde laboran hasta 5 personas, será arrendado a sus trabajadores.

Conformarían una especie de cooperativa entre estos trabajadores, con la particularidad de que el Estado sigue siendo dueño de los inmuebles, equipos y otros medios; mientras, los que se encarguen del comercio, deberán responsabilizarse con su mantenimiento y reparación, algo de lo que siempre estuvo desligado el aparato estatal, ya que, después de haberlos confiscado, no se ocupó más de la conservación, mejora y modernización de los inmuebles y equipos.

También los arrendatarios deberán correr con los gastos de electricidad, agua, teléfono, anuncio y publicidad. Estas dos últimas funciones aparecen recientemente, pues a Fidel Castro nunca le gustó ni siquiera que en las transmisiones deportivas se utilizaran anuncios de firmas radicadas en el país.

El texto que divulga la nueva medida explica también que si los empleados reparan los locales, tendrán la posibilidad de que se les exonere del pago del arrendamiento hasta por un año, lo que indica que las autoridades conocen perfectamente que la mayoría está en mal estado.

El empleado que no quiera acogerse a la nueva medida, quedará “disponible”, que significa sea cesante en la “neolengua” del régimen. Y las primeras provincias en poner en práctica este “dispositivo económico” serán Artemisa, Villa Clara y Ciego de Ávila, a partir del próximo primero de diciembre.

Mucho se especula en la calle sobre otras actividades que se incorporarán en el futuro a este tipo de convenio. Algunos dicen que los bodegueros y carniceros, otros que los choferes de ómnibus, en fin que la “novedad” va a mantener entretenidos a un buen grupo de trabajadores.

El que no conozca cómo actúa el régimen, podrá pensar que es una especie de marcha atrás de lo que hizo en 1968. Pero en realidad no hay tal cosa. Las libertades van a quedarse a medias, mientras el régimen dará -hacia el exterior y para los que aquí adentro quieren dejarse tomar el pelo- la impresión de que lleva adelante cambios y reformas.

Acerca del Autor

Martha Beatriz Roque Cabello
Martha Beatriz Roque Cabello

Martha Beatriz Roque Cabello Nació en La Habana, el 16 de mayo de 1945, hija de un matrimonio de inmigrantes canarios, que tuvieron 6 hijos, dos varones y cuatro hembras, ella era la hija menor. Estudió Licenciatura en Economía en la Universidad de La Habana, se graduó con honores y se quedó como profesora de la asignatura Estadística Matemática. En 1989 ingresa en la oposición, fundando el Instituto Cubano de Economistas Independientes. Posteriormente, forma parte del Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna, que fue llevado a prisión en el año 1997, por escribir La Patria es de Todos. En 2003 retorna a prisión como parte del Grupo de los 75, la única mujer. Una vez en licencia extrapenal organiza la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, que tuvo dos días de trabajo público en Río Verde, Boyeros, La Habana. Actualmente mantiene su línea de trabajo con la población a través de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: