Cubanet
Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994
viernes, 28 de noviembre 2014

El embargo y el bloqueo

Si analizamos la confrontación de los gobiernos de Cuba y EUA, es obvio que no existe tal “bloqueo”

LA HABANA, Cuba, octubre, 173.203.82.38 -Embargo le llaman en el extranjero; bloqueo,  dice el gobierno cubano. Se trata de un tema recurrente en la política exterior cubana, sobre todo desde la década de los años noventa, cuando al desaparecer el campo socialista el gobierno cubano volvió de nuevo sus ojos a Latinoamérica y EUA y comenzó a insistir en todas las reuniones internacionales sobre la necesidad de que se eliminara la política del gobierno norteamericano hacia la Isla.

El término que usa la abrumadora mayoría de los diplomáticos y gobiernos  es ¨embargo¨ ,  pero el gobierno cubano ha continuado usando el de ¨bloqueo¨, aunque conoce  perfectamente que dicho término se  aplica únicamente  a  un sistema de medidas de carácter económico, político o militar, que se realiza en tiempo de guerra o de paz por un estado contra otro y su territorio, con el objeto de interrumpir  los nexos de este estado con el mundo exterior y obligarlo a capitular o cumplir determinadas exigencias.

Si analizamos el caso de la confrontación gobierno de Cuba versus gobierno de EUA, que ya alcanza la friolera de 52  años, es obvio que no existe tal bloqueo porque nuestro país no está sitiado  militar, política o económicamente. Los propios gobernantes cubanos y sus diplomáticos a cada rato afirman que Cuba mantiene relaciones con más de ciento cincuenta países. Un país bloqueado no puede hacer eso. Por otra parte, el monto de las operaciones comerciales entre Cuba y EUA  se ha elevado paulatinamente, al extremo de que recientemente hubo un año durante el cual dicho país fue el cuarto exportador de alimentos a Cuba, según datos publicados en la prensa de acá.

Si mañana mismo  el gobierno norteamericano terminara dicha política  el gobierno cubano no tendría que hacer las mismas erogaciones que hasta ahora se ve obligado a hacer pero ello no implicaría una mejora inmediata para el nivel de vida  del pueblo, debido a que uno de los problemas fundamentales de la economía cubana es su déficit financiero y su abultada deuda externa.

A pesar de reiterados fracasos diplomáticos el gobierno norteamericano ha continuado una política que ni siquiera encuentra respaldo en sus más cercanos aliados, excepto Israel, y se ha desentendido de un asunto devenido reclamo universal  que lo ha colocado  a la defensiva, en una situación moral y políticamente desventajosa, en vez de enfrentar por la misma vía al gobierno cubano en el seno de la ONU, pues si es cierto que existe un embargo comercial por parte de EUA hacia Cuba también lo es que existe un bloqueo del gobierno cubano a la práctica de libertades y derechos que han sido universalmente reconocidos y que dicho gobierno ha ratificado ante la propia ONU.

Hasta la fecha existen dos posiciones de fuerza y entre ambas está el pueblo, que es el verdadero sufriente. Una respuesta  norteamericana que deje sin asideros a la política exterior cubana pondría contra la pared, en la misma ONU, la también injustificada posición del gobierno cubano en contra de nuestro  pueblo , aunque  seguramente no faltarán los hipócritas de siempre capaces de hablar de respeto a la soberanía, algo que todavía desconoce el pueblo cubano, porque soberanía no es- como  alegan en sus reiterados discursos los dirigentes del PCC- poder decirle al gobierno norteamericano todo lo que ellos piensan y dicen en nombre de nuestro pueblo sin su autorización, sino que el pueblo pueda elegir de forma libre y pacífica no solo a sus dirigentes sino también la forma de gobierno que estime más adecuada para sus proyecciones. Ahí es dónde debe centrarse la batalla diplomática del mundo occidental a favor de Cuba, si es que realmente  interesa que seamos por fin un país verdaderamente democrático.

Acerca del Autor

Roberto Jesús Quiñones Haces
Roberto Jesús Quiñones Haces

Nació en la ciudad de Cienfuegos el 20 de septiembre de 1957. Es Licenciado en Derecho. En 1999 fue sancionado de forma injusta e ilegal a ocho años de privación de libertad y desde entonces se le prohíbe ejercer como abogado. Ha publicado los poemarios “La fuga del ciervo” (1995, Editorial Oriente), “Escrito desde la cárcel” (2001, Ediciones Vitral), “Los apriscos del alba” (2008, Editorial Oriente) y “El agua de la vida” (2008, Editorial El mar y la montaña). Obtuvo el Gran Premio Vitral de Poesía en el 2001 con su libro “Escrito desde la cárcel” así como Mención y Reconocimiento Especial del Jurado del Concurso Internacional Nósside de Poesía en 2006 y 2008 respectivamente. Poemas suyos aparecen en la Antología de la UNEAC de 1994, en la Antología del Concurso Nósside del 2006 y en la selección de décimas “Esta cárcel de aire puro”, realizada por Waldo González en el 2009.

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas u ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus

Coméntalo en Facebook: