Cubanet
Prensa Independiente desde 1994
miércoles, 23 de julio 2014

Desalojo

Desalojo y atropello a una familia de Pinar del Río, mediante manejos turbios

PINAR DEL RÍO, Cuba, junio, 173.203.82.38 – Cuando llegamos al lugar, parecía una zona de guerra. Un niño buscaba entre los restos de lo que fue su casa. Una mujer lloraba, con otro niño pequeño cargado en sus brazos. Dos horas antes, una brigada del gobierno provincial había demolido su vivienda.

El matrimonio lo integran Anyileidis Arencibia Domínguez, de 28 años, y Richard Guerra Hernández, de 32. María Hernández Gort, de 63 años, es la madre de Richard. Fue ella quien inició el testimonio de lo sucedido:

“Mi hijo y su esposa levantaron la casa con sus propios esfuerzos, incluso, el mismo estado les vendió materiales, considerando que todos los papeles de propiedad eran legales”.

Nos muestra un documento entregado por la dirección del Ministerio de Agricultura, con fecha 6-6-2006. En el mismo se notifica la legalidad del terreno a favor de los propietarios. El documento está firmado por el letrado Carlos Vázquez, asesor jurídico de la entidad.

“Desgraciadamente, todo este proceso lo ha iniciado mi hermana –añade María Hernández-, da pena decirlo pero es la realidad, hasta la familia se ha dividido en este país. Mi hermana se llama María Luisa Hernández Gort, tiene las mejores relaciones con funcionarios del gobierno, incluso lo declara sin ningún tipo de pudor. Por medio de esas amistades comenzó el papeleo para adueñarse de la propiedad en la que mi hijo había levantado su casita. Ustedes pueden ver que la casa de mi hijo estaba levantada junto a la mía, en mi terreno, heredado por mi padre con papeles y todo. Mi hermana, por medio de sus influencias, aprovechó la entrega de tierras en usufructo y comenzó el pleito”.

Desde hace un tiempo, el Estado cubano comenzó a entregar tierras, en condición de usufructo, a personas dispuestas a trabajarlas. Pero está especificado en la nueva ley que no se entregan tierras en sitios donde existen construcciones.

“Hay violación de la ley –sostiene Richard Guerra-. Nosotros llevamos nuestra reclamación a la dirección de la Vivienda, allí mostrados nuestros papeles de propiedad, pero de nada sirvió. Le han dado derecho al usufructo en un terreno en el que hay construcción. Estaba mi casa y está la de mi madre. Incluso llegaron a poner en uno de los documentos que nosotros residimos en el extranjero, y nosotros nunca hemos salido de este país.”

Por su parte, Anyileidis Arencibia agrega: “Yo fui con mis dos hijos hasta La Habana, a la casa de Mariela Castro, hija del presidente cubano. Después, me dirigí al Consejo de Estado. Allí me dijeron que regresara a mi provincia, a ver a un funcionario de apellido Marimón. Le expliqué todo en detalles al funcionario Marimón, pero no hizo caso. Luego supe que es amigo de la hermana de mi suegra. No entiendo cómo es posible que por medio de relaciones turbias entre personas, se haga caso omiso de lo que dicen las leyes del país, y no suceda nada”, testimonia Anyileidis.

Vale señalar la actitud solidaria de los agentes de la policía en el momento del desalojo, según testimonios de los afectados.

Richard Guerra expone: “Los policías que vinieron fueron comprensivos cuando les mostramos los documentos. Incluso, nos explicaron que la tarea de ellos no era demoler la casa, sino simplemente intervenir si había algún tipo de problemas. Nos dijeron que teníamos la razón y que era injusto lo que se nos estaba haciendo, que reclamáramos a todas las instancias”.

Anyileidis Arencibia puntualiza: “Mi suegra lloró de impotencia cuando vio a la brigada de demolición festejar con su hermana. Incluso, un policía sintió lastima y la apoyó intentando calmarla. Esto no es justo, uno de mis hijos tiene tratamiento de siquiatría, ahora estoy convencida de que empeorará. En esta casa había nacido, con su hermanito, ahora solo hay un montón de escombros. Él buscaba algunas de sus cositas cuando ustedes llegaron”.

Salimos del lugar y el mismo niño nos sirvió de guía por todo el sendero. Al despedirse de nosotros, nos preguntó: “¿Me van a hacer otra vez mi casa?”.

Acerca del Autor

Rafael Ferro
Rafael Ferro

Rafael Ferro, Pinar del Río, l956. Se inició en la radio en el año 1976, en la emisora Radio Guamá, donde trabajó durante 23 años como director de programas. En la prensa independiente trabajó en la agencia Cuba Press y en la página Cuba Free Press. Fundó la agencia Abdala, y actualmente es colaborador de CubaNet. e-mail: minerva@alastorpr.co.cu

Envie su Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión de Cubanet Noticias. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario que viole alguno de los términos y condiciones del reglamento será inhabilitado para volver a comentar. Pedimos a los usuarios abstenerse de utilizar palabras obscenas y/o ofensas de tipo personal. Enviar un comentario implica la aceptacion del reglamento. Servicio proporcionado por DISQUS.


comments powered by Disqus