Exiliados cubanos podrían costear acceso a Internet

Exiliados cubanos podrían costear acceso a Internet

El gobierno cubano podría aprovechar las nuevas medidas de la administración Obama y eliminar las restricciones aduanales que impiden la entrada de equipos satelitales a la isla. En corto tiempo se lograría el acceso masivo a Internet que tanto anhelan los cubanos.

-salas-navegacion-internet-cubaMIAMI, Florida -El gobierno cubano podría aprovechar la coyuntura de las nuevas medidas de la administración Obama y eliminar las restricciones aduanales que impiden la entrada de equipos satelitales de acceso a Internet y de equipos caseros de comunicaciones (enrutadores y repetidores inalámbricos). De esta forma en corto tiempo y, sin necesidad de invertir capital del gobierno, se lograría el acceso masivo a Internet que tanto anhelan los cubanos y que tanta falta hace para el desarrollo económico del país.

En diciembre 17 de 2014 la administración Obama anunció una serie de medidas para restablecer las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Entre las más significativas se encuentran las dedicadas a facilitar el acceso de los cubanos a las comunicaciones. Las mismas autorizan la venta comercial de dispositivos de comunicaciones, software relacionado, aplicaciones, hardware y servicios. También, a los proveedores de telecomunicaciones norteamericanos se les permitirá establecer los mecanismos necesarios, incluida la infraestructura, para proporcionar telecomunicaciones comerciales y servicios de Internet para mejorar las telecomunicaciones entre los Estados Unidos y Cuba.

La compañía norteamericana HughesNet, entre otras, ofrece planes de acceso satelital a Internet de banda ancha que comienzan en los 5 megabits de descarga por unos $40 dólares al mes. Los cubanos de la diáspora podrían comprar estos equipos, enviarlos a Cuba y pagar las mensualidades del servicio para que sus familiares tuvieran acceso al Internet satelital. De esta manera lograrían comunicarse con ellos de forma barata mediante aplicaciones de teleconferencia como Skype o Google Hangouts, además de brindarles todas las ventajas del acceso a la red de redes.

Además, los familiares en Cuba podrían crear pequeños negocios como proveedores de acceso inalámbrico a nivel de barrio mediante equipos caseros inalámbricos. Estos negocios podrían ser legalizados y pagarían impuestos lo cual representaría una entrada extra de ingresos para el Estado cubano.cubainternet_1571021c

En 2013 las remesas familiares a Cuba ascendieron a la cifra récord de $2,777 millones de dólares, de los cuales 2,497 millones provinieron de los Estados Unidos. La gran mayoría de los cubanos que envían esas remesas comparten el deseo de comunicarse con sus familiares mediante las nuevas tecnologías de la información. En la práctica, no quedaría un barrio en Cuba sin al menos una familia con acceso a Internet. La entrada masiva de equipos inalámbricos como enrutadores y repetidores caseros permitiría que el acceso a la red de redes se multiplique rápidamente en cada rincón de la isla.

La implementación de estas nuevas medidas invalida la vieja excusa de que el embargo impide a los cubanos el acceso a Internet. Queda por ver si el gobierno cubano aprovechará en los próximos meses esta oportunidad de tanta importancia para el desarrollo económico y social del país.

[fbcomments]