1

Donald Trump anuncia que Sudán e Israel “hicieron la paz”

Trump paz Israel Sudán EEUU
Donald Trump en La Casa Blanca durante el anuncio. Foto Reuters

MIAMI, Estados Unidos.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes la normalización de las relaciones diplomáticas entre Israel y Sudán, informó la agencia de noticias AFP.

Trump aseguró que los dos países hicieron la “paz”, luego de una conversación telefónica con los líderes israelíes y sudaneses en la Oficina Oval de la Casa Blanca, con varios funcionarios y periodistas como testigos.

“Sudán e Israel acordaron la normalización de las relaciones, otro paso importante hacia la construcción de la paz en el Medio Oriente con otra nación que se suma a los Acuerdos de Abraham”, lo que involucran a Baréin y a los Emiratos Árabes Unidos, señaló Judd Deere, un portavoz del ejecutivo estadounidense.

Trump, que aseguró en su cuenta de la red social de Twitter que se están preparando “muchos, muchos otros” acuerdos de la misma naturaleza, habló en vivo después del anuncio con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a quien se escuchó decir: “Estamos expandiendo el círculo de la paz tan rápidamente gracias a su liderazgo”.

Sudán se convierte en el tercer país árabe en anunciar la normalización diplomática con Israel en cuestión de semanas, luego de que lo hicieran los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein.

Según dijo el mandatario estadounidense en su oficina en La Casa Blanca, “al menos otros cinco países” quieren normalizar relaciones con Israel, y espera que Arabia Saudita sea uno de ellos.

Hace apenas cuatro días La Casa Blanca había anunciado la intención de Trump de retirar a Sudán de la lista de estados que apoyan el terrorismo, algo que el presidente cumplió este viernes, dos horas antes del anuncio.

Como parte del acuerdo, el gobierno de transición del país africano depositó 335 millones de dólares como parte de un acuerdo para indemnizar a sobrevivientes y familiares de víctimas de ataques del grupo terrorista Al Qaeda en Kenia y Tanzania en 1998, que dejaron más de 200 muertos; ambos ataques vinculados a Sudán ya que los terroristas tenían sus bases en este país africano.

De acuerdo a AFP, el primer ministro sudanés, Abdalá Hamdok, agradeció a Trump durante la llamada y celebró el gran impacto que esta medida tendría en la economía del país, que desde la caída del régimen de Omar al Bashir, en abril de 2019, a estado regido por un gobierno de transición en el que los militares y civiles comparten el poder hasta las próximas elecciones, previstas para 2022.

Poco después del anuncio, Donald Trump publicó en su cuenta de Twitter una declaración conjunta de los mandatarios de los tres países involucrados. “Luego de vivir bajo una dictadura durante décadas, el pueblo de Sudán finalmente está tomando el control. El gobierno de transición ha demostrado su coraje y compromiso para combatir el terrorismo, construir sus instituciones democráticas y mejorar su relación con sus vecinos”, reza el documento.

Y agrega: “En el marco de este progreso histórico, los Estados Unidos e Israel han acordado asociarse con Sudán en su nuevo comienzo y asegurarse de que se vea completamente integrado a la comunidad internacional”.

Israel y Sudán acordaron “terminar con el estado de beligerancia entre sus naciones”, así como el comienzo de relaciones económicas y comerciales con un foco inicial en agricultura. Al respecto, delegaciones de ambos países manifestaron su intención de reunirse en “las próximas semanas” para negociar acuerdos de cooperación en distintas áreas.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.




Derrocan al dictador Omar al Bashir después de tres décadas en el poder

Omar al Bashir, dictador sudanés, fue destituido por las fuerzas armadas del país. Foto Internet

MIAMI, Estados Unidos.- Tras meses de manifestaciones multitudinarias que pedían su dimisión, el presidente sudanés Omar al Bashir, en el poder desde hace tres décadas, fue destituido por las fuerzas armadas, anunció este jueves el ministro de Defensa, Awad Ahmed Benawf, de acuerdo a varias agencias de prensa.

“Anuncio, como ministro de Defensa, la caída del régimen y la detención de su jefe en un lugar seguro”, afirmó Benawf en la televisión pública. Los militares se quedarán en el poder por dos años.

El cuerpo de la Seguridad Nacional de Sudán anunció la liberación de “todos” los presos políticos del país africano horas antes de la caída del mandatario, informó la agencia de noticias SUNA, aunque no precisó el número de presos políticos que se beneficiarán de la medida.

Por su parte, el portavoz del partido opositor Al Baaz, Mohamed Uedaa, dijo a la agencia de noticias EFE que las fuerzas de seguridad “empezaron a liberar centenares de presos políticos y activistas”, algunos de los cuales estaban detenidos desde el inicio de las protestas que comenzaron en diciembre pasado.

“Varios de los liberados volvieron a sus casas, otros se dirigieron a la sentada”, relató Uedaa, en referencia a la concentración multitudinaria que se mantiene desde el pasado sábado frente al cuartel general del Ejército, donde miles de personas se manifiestan para pedir ayuda del Ejército con el objetivo de que el presidente renuncie.

Entretanto, las Fuerzas de la Libertad del Cambio de Sudán, grupo que aglutina a partidos y grupos opositores, afirmaron que el “régimen” ha dado hoy un “golpe militar” para mantenerse en el poder tras deponer al presidente, Omar al Bashir.

“Las autoridades del régimen han dado un golpe militar para reproducir las mismas caras e instituciones contra las que el gran pueblo hizo una revolución”, dijo el grupo en un comunicado publicado por uno de los grupos que integran este movimiento, la Asociación de Profesionales.

Las protestas contra Al Bashir se desataron a mediados de diciembre en medio de una crisis por la alta inflación y el desabastecimiento de pan y otros productos básicos, pero rápidamente incorporaron a sus demandas la renuncia de Al Bashir, en el poder desde 1989.