1

Una Federación Sindical Mundial a la medida del castrismo

trabajadores CTC FSM Federación Sindical Mundial

LA HABANA, Cuba.- En días pasados concluyó en la ciudad de Roma el XVIII Congreso de la Federación Sindical Mundial (FSM), actividad en la que participó una delegación de la oficialista Central de Trabajadores de Cuba (CTC), encabezada por su secretario general Ulises Guilarte de Nacimiento.

La FSM fue creada en 1945 con el fin de agrupar a las centrales obreras que se identificaban con la ideología de izquierda, por tal motivo incluyó inicialmente en sus filas a organizaciones comunistas, socialdemócratas y de otras ideologías de ese corte. Posteriormente las organizaciones de ideología socialdemócrata se separaron de la FSM, por lo que esta Federación ha quedado solo con sindicalistas comunistas, de arraigado estirpe marxista-leninista.

Cuba es miembro de la FSM desde su fundación en 1945. En aquella fecha los comunistas, que habían sido ayudados por Batista, aún controlaban la CTC, y Lázaro Peña, que fungía como cabeza visible del sindicalismo cubano, ocupó altas responsabilidades en la FSM. Incluso, el compromiso de la FSM con Lázaro Peña se mantuvo en pie, al conservar su estatus de dirigente internacional cuando los sindicalistas auténticos despojaron a los comunistas de la jefatura sindical cubana.

En esta cita de Roma, el mandamás de la CTC, Guilarte de Nacimiento, retuvo su condición de vicepresidente de la FSM, y la ciudad de La Habana conservó la condición de oficina de la organización para la región de América Latina y el Caribe.

La FSM no desaprovechó la ocasión para insistir en uno de sus eslóganes favoritos: que sus sindicatos luchan contra “la barbarie imperialista-capitalista”, al tiempo que como parte de sus principios básicos, ratificó que “lucha por las libertades sindicales y democráticas. Está en contra de la violencia de Estado, el autoritarismo y la persecución de sindicalistas”.

Este principio del funcionamiento de la FSM, que se aplica o no según su conveniencia, muestra a las claras la hipocresía y el doble rasero de este gremio dominado por el comunismo internacional. Se aplica cuando algún gobierno de derecha hostiga a un dirigente sindical. Pero si se trata de un régimen de izquierda que reprime a algún sindicalista, la FSM cierra los ojos y se tapona los oídos para ni ver ni oír lo que sucede a su alrededor.

En Cuba tenemos el caso del sindicalista independiente Iván Hernández Carrillo, que ha sido hostigado, reprimido y hasta encarcelado por el castrismo. Y, qué sepamos, nunca la FSM ha alzado su voz para condenar esas fechorías gubernamentales.

Este Congreso de la FSM en Roma, como era lógico suponer, emitió una resolución sobre el conflicto bélico que tiene lugar en Ucrania. Al respecto se planteó que “las causas de las guerras hay que buscarlas en las alteraciones del equilibrio de poder internacional que se produjeron en 1991 con la disolución de la Unión Soviética y el colapso del socialismo en los países de Europa del Este. Desde entonces la OTAN, Estados Unidos y la Unión Europea han alentado a las fuerzas fascistas de Ucrania a rodear a Rusia. Ucrania está siendo utilizada como peón en los planes estratégicos de Estados Unidos, que busca debilitar a Rusia para excluirla de las rutas energéticas”.

Como vemos, la posición de la FSM coincide totalmente con el punto de vista manifestado por el castrismo. Para ellos no ha habido una agresión de Rusia a Ucrania. Al contrario, el ‘infeliz” oso moscovita ha tenido que defenderse de la acción de rodeo que ha pretendido tenderle Ucrania. Vamos a ver qué cosa inventan si Putin toma represalias militares contra Suecia y Finlandia, si finalmente esas naciones acceden a la OTAN.

Si dudas, el sindicalismo oficialista cubano ha encontrado en la FSM su traje a la medida.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.