Rosa María Payá: “Esto no se trata de esperanzas”

Rosa María Payá: “Esto no se trata de esperanzas”

La joven activista busca una revisión del caso sobre la muerte de su padre

Rosa María Payá (Foto: María Matienzo)

LA HABANA, Cuba.- “Esto no se trata de esperanzas”, dice Rosa María Paya a CubaNet cuando le preguntamos sobre la revisión de la causa de homicidio culposo por el que fue juzgado el político español Ángel Carromero. El proceso tuvo lugar luego del accidente, ocurrido en dudosas circunstancias, en el que resultó muerto Oswaldo Payá y el activista Harold Cepero.

En Cuba hay tres poderes a través de los cuales se pueden reabrir investigaciones penales: el Ministerio de Justicia, el Tribunal Supremo y la Fiscalía General, y Rosa María Payá ya acudió todas a ellas.

“Nosotros apelamos a la ministra de Justicia con copia al Presidente del Tribunal Supremo y al Fiscal General. Lo único, último, máximo, que nosotros podemos hacer, es presentar a esta instancia la revisión de sentencia y eso fue lo que hice en la mañana de hoy (lunes) en el Ministerio de Justicia, en la Fiscalía General y ahora en el Tribunal Provincial. Es una revisión porque supuestamente en Cuba ese es un caso juzgado y cerrado”, narra Rosa María.

Según la activista, este lunes fue “solo la entrega”, y explica: “No te entrevistas con otro funcionario que no sea el que recibe los documentos porque estos deben ser analizados por un fiscal o la ministra, según cada institución”.

Rosa María Paya es una víctima y en Cuba las víctimas no son parte en el proceso penal, y si no eres parte en el proceso no hay manera de que accedan a las pruebas.

Recuerda cómo sucedió todo hace cuatro años: “Para empezar, fue un juicio que se realizó en la provincia de Granma (…) No nos dejaron entrar”.

“La familia al día de hoy ni siquiera tiene el informe de autopsia ni de mi padre ni de Harold Cepero. O sea, hay muchas violaciones de las leyes internacionales, del derecho, e incluso, como en el caso que estamos requiriendo, violaciones de la ley cubana porque no investigaron el auto, no investigaron una prueba fundamental, que fue pedida por el acusado”.

Otra de las características en las investigaciones penales cubanas es que el único órgano autorizado  para realizarlas es el Ministerio del Interior. El abogado tiene dos únicas posibilidades de solicitar que se realicen pruebas que demuestren la inocencia de su cliente: al instructor del caso y al fiscal en un primer momento, y al tribunal cuando se presenta el expediente. En ambos casos es el Ministerio del Interior quien sigue teniendo el derecho de aceptar o no la propuesta del abogado. En caso de ser aceptada la petición los autorizados solo tienen acceso un informe realizado por los peritos oficiales.

No obstante a Rosa María no tener derechos a acceder a las pruebas que pide, sí tiene derecho a pedir revisión del caso en el que su padre fue una de las víctimas directas. Ella está convencida de que “ese juicio no cumplió con los requerimientos del debido proceso”.

“Una de las causas para pedir la revisión de una sentencia es que no se hayan practicado todas las pruebas posibles o que se haya pedido que se practique una prueba y no se haya practicado. Y esto es una de los requerimientos que no cumplieron en el caso de Ángel Carromero, que dijo muy claramente que otro auto los había embestido por detrás y nunca se practicó la prueba pericial. De hecho en el juicio jamás se habló de eso, en el juicio jamás se habló del alegato que había hecho Ángel diciendo que otro auto los había golpeado por detrás y por tanto esa prueba no se le practicó al carro”, esgrime sus razones.

Ante el supuesto de que el Ministerio de Justicia decidiera revisar el caso de Carromero, Rosa María comenta, aunque la acción legal no se trate de “esperanzas”: “Es que debieran hacer, porque la causa está más que documentada. Legalmente lo que deberían de hacer es reabrir el caso y hacer la prueba pericial. Es tan simple como eso. El auto que fue chocado necesita ser analizado. Y eso es lo que estamos esperando. Que revisen al auto y que hagan el examen de la defensa del parachoques trasero del auto que fue el embestido por el auto de la Seguridad del Estado. Nosotros queremos también tener acceso a esa información pericial que fue algo que se le negó tanto a los abogados de Ángel Carromero como a nosotros”.

Para concluir, agrega: “Esto se trata de que hay causas de sobra para revisar el caso como las había de sobra hace 4 años y 7 meses y no las hicieron. Es un requisito que es necesario cumplir en los tribunales internacionales, que se agoten todos los mecanismos de la ley en la nación cubana, aunque en este caso como la ley y la práctica violan el derecho hay otras consideraciones. De todas maneras la ministra de justicia tiene que darnos respuesta en un plazo de 60 días”.

Colocan tarja en honor a Oswaldo Payá en La Habana

Rosa María Payá junto a la tarja en honor a su padre este martes 28 de febrero (Twitter)

La iniciativa CubaDecide ha anunciado que este 28 de febrero, cuando se cumplen 65 años del natalicio de Oswaldo Payá, a las 9:00 a.m. fue develada una tarja conmemorativa al opositor Oswaldo Payá Sardiñas.

“La tarja de mármol permanecerá colocada en la fachada de la que era su casa, donde vivía con su familia, en el momento de su muerte”, decía la nota enviada a los medios.

Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), murió en extrañas circunstancias en un presunto accidente automovilístico ocurrido el 22 de julio de 2012; un hecho que su familia y el MCL han denunciado como un asesinato a manos de la Seguridad de Estado del Gobierno de la isla.

Payá, creador del Proyecto Varela, fue Premio Andrei Sajarov a los Derechos Humanos del Parlamento Europeo en 2002 y candidato al Premio Nobel de la Paz en 2011, 2010, 2008, 2003 y 2002. Fue vicepresidente de honor de la Internacional Demócrata de Centro.

Payá fue criado en una familia católica. Estudió Física y más tarde Ingeniería en Telecomunicaciones. Hasta el momento de su fallecimiento, trabajaba en el taller provincial de electromedicina. Lo sobreviven su esposa y tres hijos.

[fbcomments]