Régimen cubano prohíbe vender agua purificada en Santa Clara

Régimen cubano prohíbe vender agua purificada en Santa Clara

El proyecto fue suspendido pues “la venta de agua no puede convertirse en un medio para enriquecerse”, y el gobierno es quien vende a “precios subsidiados”

agua
El proyecto EcoFinca fue inaugurado en 2016, pero el gobierno ha frenado la venta de agua purificada. Foto 14yMedio

MIAMI, Estados Unidos.- Las autoridades de Santa Clara prohibieron al proyecto EcoFinca, liderado por Ana Rosa Cardoso Gómez, vender agua purificada que obtienen mediante la técnica de ósmosis inversa, informó este martes 14yMedio.

Desde el año 2017 la familia se encuentra en un litigio con el régimen para llevar a cabo su iniciativa. Con las ganancias que recibían se permitieron emprender la labor de distribuir de forma gratuita el producto a unos 70 pacientes “con afecciones hepáticas u oncológicas”.

“A través de un proceso de ósmosis inversa, y con apoyo de un equipo importado, fabricábamos un producto 100% libre de bacterias, virus, sales y decenas de otros agentes perjudiciales”, explicó a 14yMedio una fuente que pidió anonimato por miedo a represalia con la familia.

De acuerdo al texto, el Ministerio de Salud Pública le entregó una licencia sanitaria para el consumo del agua purificada, que se vendía a 60 pesos en la puerta de la casa, mientras el Estado la comercializaba a 2.75 CUC (69 pesos) en sus tiendas en divisas.

Pero las leyes cubanas prohíben la venta de agua embotellada por los cuentapropistas porque consideran que “el acceso al agua potable es un derecho humano del cual se ocupa el Estado”, dijo la fuente.

La en aquel entonces presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y actual vicepresidenta del Gobierno cubano, Inés María Chapman Waugh, “escribió una carta a las autoridades de Villa Clara, citada por el semanario regional Vanguardia, donde señala que ´la venta de agua no puede convertirse en un medio para enriquecerse´”, reza la nota.

Por lo que las autoridades se pusieron en función, y los funcionarios aseguraron que el negocio de EcoFinca contravenía la indicación No. 58 de 2017, emitida por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, que prohibía la venta de agua embotellada por personas naturales.

“El equipo con el que purificamos el agua lo importamos desde Estados Unidos. Han amenazado con confiscarlo. Filtros, turbinas, piezas de repuesto… todo eso lo compramos con mucho sacrificio”, agregó la fuente.

No obstante, la funcionaria del régimen dijo que “en nuestro país se comercializa el agua a precios subsidiados, de forma tal que todos puedan acceder a ella”.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]