Activistas mantienen huelga en San Isidro, pese amenazas contra familiares

Activistas mantienen huelga en San Isidro, pese amenazas contra familiares

“A todos los que estamos aquí nos llaman asesinos… eso le dijeron a mi mamá… que no estamos haciendo una huelga de hambre, que todo es un paripé…”, dijo a CubaNet Adrián Rubio, uno de los plantados

(Foto: Facebook/Anamely Ramos)

LA HABANA, Cuba. – “A todos los que estamos aquí nos llaman asesinos (…) eso le dijeron a mi mamá, que yo estaba entre asesinos, que no estamos haciendo una huelga de hambre, que todo es un paripé (espectáculo) y que estamos exigiendo la liberación de una persona condenada por intento de asesinato”, declaró a CubaNet Adrián Rubio, uno de los activistas plantados desde este martes en la sede del Movimiento San Isidro (MSI).

La madre de Rubio, Isbel Sánchez González, fue amenazada por tres oficiales de la Seguridad del Estado (SE) cubana este viernes en la mañana. Uno de ellos se identificó como Ernesto. Según explica Rubio, su madre los atendió desde la ventana, no les abrió la puerta por temor a represalias y porque se hallaba sola con su hermana, de apenas 10 años de edad.

“Hasta mi hermanita estaba nerviosa ₋afirma Rubio₋, yo las llamo todos los días por la mañana y fue ella quien me contestó, me dijo que allí estaban tres hombres de la Seguridad; yo intenté calmarla, luego mi mamá me explicó todo”.

Desde el 16 de noviembre alrededor de una quincena de activistas se hallan apostados en la sede del MSI, en la Habana Vieja. La SE ha implantado vigilancia y cerco las 24 horas del día.

Los activistas pretendían dirigirse a la estación policial de Cuba y Chacón para continuar exigiendo la libertad de Denis Solís, integrante del MSI detenido desde el día 9 del mismo mes y sancionado, en juicio sumarísimo, a ocho meses de privación de libertad por un supuesto delito de “desacato”.

El miércoles 18 interceptaron a una vecina que les llevaba comida y aseo. Desde entonces, impiden el acceso de personas al barrio así como la entrada de suministros de este tipo. En protesta, ese mismo día 18, a las 3 p.m., varios de los allí presentes se declararon en huelga de hambre.

De los catorce activistas actualmente acuartelados en la también sede del Museo de la Disidencia, siete permanecen en huelga de hambre; ellos son: Oscar Casanella, Iliana Hernández, Osmani Pardo Guerra, Adrián Rubio y, en el caso de Luis Manuel Otero Alcántara, Esteban Rodríguez y Maykel Castillo (Osorbo), también realizan huelga de sed.

Adrián Rubio, con apenas 18 años, es el más joven del grupo. A su madre también le advirtieron que, si no sacaba a su hijo de la huelga, la próxima ocasión sería citada para la estación policial.

“También le dijeron que cuando saliera de acá me aplicarían la ley de peligrosidad social predelictiva o me enviarían para Pinar del Río a pasar el Servicio Militar”, relató Rubio.

El joven se ha negado a pasar el Servicio Militar, obligatorio para los hombres en Cuba a partir de los 18 años. En septiembre último llegó a enviar una carta a la Dirección del Comité Militar del municipio Cotorro en donde declaraba que no estaba dispuesto a empuñar las armas para defender una dictadura y que Cuba necesitaba comida, no armas.

Esta semana, cuando ya se encontraba en el MSI, su madre recibió dos citaciones del Comité Militar, que exigían la presentación de Rubio.

“Ellos (los oficiales de la SE) están tratando de sacarme de acá, pero no lo haremos hasta que liberen a Denis Solís”, afirmó Rubio. Asimismo, exhortó a todos los jóvenes a negarse a pasar el Servicio Militar pues “el régimen no merece que defendamos sus riquezas; ellos son dictadores”, afirmó.

De igual forma, Rubio relata que durante su detención la pasada semana, luego de presentarse varios de ellos en Cuba y Chacón, el oficial Mario de la SE le advirtió que, cuando lo volviera a detener, le iban a dar “el tratamiento que llevan los mercenarios terroristas: golpes y detenciones por más de 24 horas”. Por lo que el joven supone que esta sea unas de las causas comunes que le estén tratando de montar para enviarlo a prisión y, de esta manera, alejarlo del activismo pro derechos humanos.

Además de la libertad de Denis Solís, los activistas del MSI exigen el cierre de las tiendas en dólares y el cese de las imposiciones de excesivas multas al pueblo cubano.

Este jueves fue igualmente amenazada la madre de Iliana Hernández, periodista de CiberCuba en huelga de hambre. Maricelis Cardosa Elías fue detenida por la SE a pocos metros del lugar en donde se halla su hija y el resto de los activistas del MSI. La señora, de 68 años, permaneció detenida unas seis horas, primero en la estación de Cuba y Chacón y luego en la de Cojímar. Le requisaron todas sus pertenencias e incluso le impidieron tomarse un medicamento necesario para sus padecimientos de salud.

El jueves también detuvieron a Héctor Luis Valdés Cocho cuando se dirigía al MSI. El periodista independiente fue liberado unas 24 horas después. Asimismo, la jornada anterior, fue arrestada violentamente la activista Diasniurka Salcedo Verdecia.

“Nosotros no hemos cometido ninguna ilegalidad”, escribió Anamely Ramos González en su cuenta de Facebook.

“Ellos (la SE), sin embargo, han limitado nuestro derecho a la movilidad, nos han atacado químicamente envenenando el agua de la cisterna con ácido, han amenazado a los vecinos, han restringido el acceso a la cuadra, han detenido familiares y amigos que venían a vernos (…) Queremos enfatizar que ellos nos han arrojado a la huelga de hambre. Esa decisión fue también una medida de sobrevivencia para Omara Ruiz Urquiola, pues al contar la comida que quedaba, nos dimos cuenta que no alcanzaba para todos”.

En concordancia, la curadora de arte y exprofesora de la Universidad de las Artes, responsabiliza “al Estado Cubano de lo que pueda pasar con las siete personas que continúan la huelga y que ya, a partir de hoy, comienzan a debilitarse. También pido a la Unión Europea que se interese y se pronuncie sobre la injusticia profunda que se ha cometido contra Denis Solís y sobre la crisis humanitaria que estamos viviendo en San Isidro en estos momentos”.

Al cierre de esta información, se conoció del arresto del activista Jovian Díaz, a la salida de su vivienda. El MSI se halla sitiado a varias cuadras a la redonda, en donde se visibilizan varias patrullas y otros autos policiales. Se han identificado además decenas de individuos vestidos de civil que vigilan e impiden el acceso al lugar.

Asimismo, se conoce que varios periodistas independientes, activistas y familiares de los manifestantes permanecen con vigilancia a sus viviendas.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Camila Acosta

Graduada en Periodismo en la Universidad de La Habana, 2016. Investigadora, Documentalista y Especialista en Comunicación del Club de Escritores y Artistas de Cuba (CEAC). Reside en La Habana, Cuba

[fbcomments]