FBI advierte que Cuba no es un lugar seguro para llevar fondos ilícitos

FBI advierte que Cuba no es un lugar seguro para llevar fondos ilícitos

El comunicado de la agencia federal hizo hincapié en los casos de cubanos que han robado a programas del gobierno de EEUU

Operativo policial en la residencia del reguetonero cubano Gilbertman, en 2015 (Foto Reuters)

MIAMI, Estados Unidos. – Cuba no es un lugar seguro para llevar fondos ilícitos desde Estados Unidos; así lo advirtió el Buró de Investigaciones Federales (FBI), que aseguró que EEUU trabajará para recuperar bienes incautados en la isla a delincuentes con residencia o ciudadanía estadounidense.

“Las personas que creen que Cuba ofrece un lugar seguro para las ganancias financieras ilícitas deben entender que el gobierno actual de esa nación no ofrece tal garantía”, dijo Christopher Starrett, agregado jurídico interino de la agencia federal citado por El Nuevo Herald.

El comunicado especifica los casos de cubanos que han robado a programas del gobierno de EEUU, como Orelvis Olivera Amador, condenado en 2014 a seis años de prisión y tres de libertad condicional por estafar más de $7.3 millones al Medicare.

Al igual que sucedió con el conocido reguetonero Gilbertman, el hombre, natural de Sancti Spíritus, trasladó el patrimonio robado a la isla. Sin embargo, el régimen cubano estaba sobre aviso y terminó decomisando los bienes y cuentas bancarias a nombre de los familiares y testaferros de Olivera.

“En abril de 2019, el gobierno cubano condenó a Olivera ‘in absentia’ y lo sentenció a 10 años de prisión por blanqueo de dinero, evasión fiscal, falsificación de documentos públicos y enriquecimiento ilícito, entre otros delitos, de conformidad con la condena que recibió en Estados Unidos y con las inversiones que tenía en Cuba”, precisó el FBI.

Ahora, la justicia de EEUU pretende recuperar parte de esos bienes como indemnización por el fraude al seguro médico, señala la nota de la agencia federal.

“Ningún delincuente debería confiar en que podrá reclamar los fondos robados una vez hayan sido incautados”, explicó Starrett, quien alertó sobre el control del Estado de la isla sobre las actividades económicas de los emigrados, especialmente los residentes en Estados Unidos.

[fbcomments]