1

Carlos Manuel Trelles, el más eminente bibliógrafo cubano de todos los tiempos

Carlos Manuel Trelles Govín

MIAMI, Estados Unidos. – Hace 71 años, falleció en Matanzas el “bibliógrafo mayor de Cuba”, Carlos Manuel Trelles Govín. De acuerdo con numerosas fuentes, fue un consagrado a la bibliotecología que legó escritos de relevante importancia sobre Historia y Medicina, fundamentalmente.

Trelles Govín había nacido en la ciudad de Matanzas, el 15 de febrero de 1866.

Al punto de su muerte, era dueño de una obra monumental que forma parte de la  historia bibliográfica cubana. Entre sus títulos más significativos se cuentan La Bibliografía Cubana de los siglos XVII y XVIII, La Bibliografía Cubana del siglo XIX (en ocho volúmenes) y la Bibliografía Cubana del siglo XIX (en dos volúmenes).

Además, es autor de Biblioteca Científica Cubana, Biblioteca Geográfica Cubana, Biblioteca Histórica Cubana y Bibliografía de la Universidad de La Habana.

Carlos Manuel Trelles Govín
Una de las obras de Carlos Manuel Trelles Govín (Fuente: issuu)

Pero Trelles Govín no fue solo un emblemático bibliotecario y bibliógrafo, sino también un distinguido revolucionario. En su ciudad natal llegó a fundar una delegación del Partido Revolucionario Cubano.

Junto a varios de sus coterráneos, en 1886 creó el Círculo de la Juventud Liberal de Matanzas, el cual fue disuelto por el gobernador militar por sus lazos con oradores de la talla de Fermín Valdés Domínguez, Antonio Zambrana y Manuel Sanguily, entre otros.

De hecho, en Matanzas también fundó una delegación del Partido Revolucionario Cubano, el mismo que había fundado José Martí en 1892. A causa de sus actividades revolucionarias, tuvo que emigrar a Tampa, donde fundó el Club Revolucionario “Pedro Betancourt”.

No pudo regresar a la Isla hasta el fin de la guerra, en 1898, cuando fue nombrado director de la Biblioteca Pública de Matanzas.

Trelles Govín también fue concejal del ayuntamiento de Matanzas. En 1900, representó a Cuba en la Exposición de París. Fue colaborador de numerosas publicaciones periódicas y en 1923 fue nombrado bibliotecario de la Cámara de Representantes.

Además, fue miembro correspondiente de la Academia Nacional de Arte y Literatura; miembro de número de la Academia de Historia de Cuba, de la Academia Cubana de la Lengua y de la Asociación Bibliográfica Cultural; miembro de la Sociedad Cubana de Derecho Internacional; Socio de Honor de la Sociedad Económica de Amigos del País y de la Asociación de la Prensa Médica de Cuba y de la Sociedad Geográfica de Cuba, entre otros cargos muy distinguidos.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.