Santiago de Cuba: Aumentan robos con fuerza ante inoperancia de la policía

Santiago de Cuba: Aumentan robos con fuerza ante inoperancia de la policía

“El pasado mes hubo un aumento de casos donde las víctimas eran golpeadas y tuvimos bastantes pacientes a quienes apuñalaron para robarles la billetera”

Santiago de Cuba robos con fuerza
Santiago de Cuba: Aumentan robos con fuerza ante inoperancia de la policía. (Foto archivo)

SANTIAGO DE CUBA.- Casi amanecía en Santiago de Cuba este 3 de noviembre cuando Yanier Chávez regresaba a su casa en el Reparto Vista Hermosa. El joven, de 25 años, que había pasado la noche en una fiesta, no imaginaba que a solo pasos de su vivienda le aguardaba uno de los mayores sustos de su vida, según contó a CubaNet.

“Dos hombres me cogieron por detrás y me tiraron en la entrada de una casa que estaba oscura. Yo iba por carretera del Morro, casi llegando a mi casa. Intenté gritar, pero me taparon la boca y comenzaron a registrarme los bolsillos, desafortunadamente andaba con una billetera en donde tenía 50 CUC y el teléfono, me lo quitaron todo y se fueron corriendo. Me dejaron en el piso y yo sin poder hacer nada”, relató.

Según Chávez los asaltantes no le hicieron daño, y tampoco recuerda que hayan portado armas blancas, “no tenían cuchillos ni nada, pero me dijeron que me iban a golpear si trataba de gritar o hacer algo, me aguantaron los dos y no pude defenderme”.

Luego del fatídico incidente, el joven se dirigió hasta a la unidad policial conocida como El Palacete, ubicada en la esquina Corona y San Jerónimo de la capital de Santiago de Cuba, con el propósito de hacer la denuncia del robo. Al llegar un uniformado le comunicó que debía esperar a ser atendido.

“Me senté y esperé junto con cinco casos más, a quienes no les habían tomado declaraciones tampoco. Estuve como dos horas y la única respuesta que dieron era que no había ningún oficial que tomara declaraciones, pues según ellos al que le tocaba estaba atendiendo un robo con fuerza. Cuando me dijo eso me molesté y le pregunté al oficial si lo que me había pasado a mí no era un robo con fuerza, pero me dijo que lo que me pasó no era grave, y que quién me había mandado a estar a esa hora en la calle, que él no podía hacer nada y que siguiera esperando hasta que me llamaran”, relató Yanier ante CubaNet.

Chávez optó por seguir esperando por otras tres horas, “estuve 5 horas esperando para que me tomaran la declaración y nada, los supuestos agentes del orden solo fumaban, chismeaban y jugaban con el celular. Tuve que irme porque aun tenía que resolver lo de la SIM en ETECSA, que para colmo no quieren dármela porque no tengo el carnet, que también me lo robaron, y para sacarlo nuevo tengo que esperar dos semanas para que me den un turno, una semana más para tomarme la foto y entonces volver a solicitar la identificación. ¡Ni siquiera eso se puede resolver en este país, y ahora tengo que estar sin teléfono, sin carnet y sin poder hacer ni la denuncia!”.

Por otro lado, Arturo, quien trabaja como camarero en una discoteca en la capital provincial, también fue asaltado la pasada semana en la calle Santo Tomás, cuando se marchaba de su trabajo en la madrugada.

“Salía del trabajo a eso de las 4 de la mañana, y como vivo en Trocha, siempre cojo por Santo Tomás que es la vía más cercana. Pero ese día noté que alguien caminaba detrás de mí. Me paré y el hombre dobló por una calle, sin embargo, dos cuadras más abajo me llamaron por teléfono y cuando contesté me dieron un golpe y me quitaron el teléfono de la mano”.

La víctima contó a CubaNet que “era el mismo hombre que me seguía, al parecer solo me despistó, pero siguió vigilándome. Yo trabajo hace años en discotecas y bares, siempre he tomado esa calle para ir para la casa y nunca había pasado nada, pero la gente anda desesperada y los robos están aumentando. Varios amigos míos también fueron asaltados en el último mes, sobre todo de noche. Cada vez eso se pone peor”, advirtió.

CubaNet se puso en contacto con una enfermera que labora en el Hospital Clínico Quirúrgico Juan Bruno Sayas, de Saniago de Cuba, en busca de información sobre casos de robos con violencia.

Según declaró la trabajadora de la salud, en condición de anonimato por miedo a represalias, el pasado mes hubo un aumento de casos donde las víctimas eran golpeadas y “tuvimos bastantes pacientes a quienes apuñalaron para robarles la billetera”.

“Lo que hay es una epidemia de ladrones en Santiago de Cuba, y la policía no hace nada. Cuando llegan los casos al hospital los policías solo le toman declaraciones y todo se queda ahí, ni siquiera se toman el trabajo de ir a investigar, es ya una cosa rutinaria para ellos”, dijo.

“Hace dos noches llegaron dos casos, un joven de 20 años al que apuñalaron en la espalda para quitarle una cadena de oro, y otro al que golpearon por la calle Martí y le robaron el dinero que traía. Casos como esos son los que más se ven, y sabemos que cuando comience diciembre y se acerque el fin de año esto se triplicará. Yo misma, que tengo que lidiar con eso en cada guardia, estoy traumatizada y me preocupa estar en la calle, porque hay una inseguridad tremenda”, recalcó la enfermera.

La falta de patrullas en las calles, cámaras de vigilancia y de preocupación por parte de la Policía Nacional Revolucionaria, son otros de los entornos favorables para que se cometan este tipo de delitos, que gozan de total impunidad.

Margarita es una madre en Santiago de Cuba que sufrió el asalto de su hijo, de apenas 16 años, en la puerta de su casa al regresar de un cumpleaños.

“Cuando a mi hijo lo asaltaron no eran ni las doce de la noche. Tenía una cadenita de oro y un teléfono marca Blu. Parece que lo venían vigilando y cuando se paró en la puerta para sacar la llave un hombre lo cogió por detrás, le dio golpes, le quitó todo y se mandó a correr”, aseguró.

“Nosotros hicimos la denuncia, pero a la casa jamás fue nadie a investigar, ni siquiera a las viviendas de los vecinos por si habían visto algo, pero al final nos dimos cuenta que la policía no hace nada. Lo peor del caso es que saben dónde están las zonas de mayores incidentes de ese tipo y no toman acciones, no ponen patrullas, y tampoco cámaras de vigilancia. Yo digo que debieran poner agentes entrenados para que estos asaltantes caigan, además de poner sanciones a los criminales con más rigor, de otra manera seguiremos viviendo con miedo hasta en nuestras casas”, aseveró la madre.

Los casos de robo con fuerza, al menos en Santiago de Cuba, son bien guardados bajo la manga de las autoridades en la Isla, y hasta el momento no existen informes que reflejen estos hechos de manera verídica ante la opinión pública. A eso se suma la carencia de un espacio en la prensa oficial para denunciar tales crímenes, que lejos de intentar hacer leña del árbol caído, mantendría a la población informada de lo que realmente sucede en su lugar de residencia y así tomar precauciones.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]