Robo con fuerza en Pogolotti

Robo con fuerza en Pogolotti

En horas de la madrugada del viernes 3 de octubre, varios malhechores, penetraron en la vivienda. Para entrar forzaron una ventana de la cocina

Foto 1. Vivienda No.5505 Calle 100.
La vivienda donde ocurrió el robo

LA HABANA, Cuba. — En horas de la madrugada del viernes 3 de octubre, varios malhechores, penetraron en la vivienda No. 5505, de la calle 100, entre las calles 55 y 57, en el reparto Pogolotti, perteneciente al municipio de Marianao, en La Habana, propiedad de Ibrahím Reyes Gagundo, sustrayéndole diferentes objetos de valor. Los hechos sucedieron sobre las tres de la madrugada. En la casa todos estaban durmiendo.

Al amanecer este reportero fue informado del hecho y se personó, en la casa de Ibrahím Reyes el que me expresó: ─Los ladrones penetraron por una ventana de la cocina que quedó abierta esa noche. Para entrar tuvieron que forzar sus bisagras. Se llevaron unos cuantos objetos de valor; por suerte el daño podía haber sido mucho más, pero uno de los cuidadores, pudo sentir un ruido creyendo que era Pototo, un amigo mío, que me ayuda en la casa, creyendo que estaba haciendo café─.

Pototo sobrenombre por el que se conoce al amigo de Ibrahím, me comentó: ─El que cuida la casa, estaba medio que dormido, pero sintió un ruido y me llamo, todo fue muy rápido, yo sentí que él me decía “Pototo, no juegues, contéstame; Pototo, compadre”, entonces presumí que algo estaba sucediendo y me dirigí hacia la cocina encontrándose en el pasillo que da al comedor con un maletín en el que se encontraban dos DVD, y algunas piezas de valor. También pude percatarme que los ladrones se habían dado a la fuga. Llame a Ibrahím y pudimos ver a dos de los ladrones uno blanco y otro medio mulato, se fueron por la tapia del patio que estaba encendido, llevaban dos maletines─.

Continúa Pototo su narración: ─Ibrahim le cayó atrás a los ladrones con un machete, hasta que los vio entrar en un pasillo y marco el lugar, para llamar a la Policía y denunciar el robo─.

Foto 4. Vista Fondo de la vivienda de Ibrahím, por donde entraron los ladrones
Vista Fondo de la vivienda de Ibrahím, por donde entraron los ladrones

Miguel Ángel, vecino de la calle 98 entre 55 y 57, en Pogolotti, a este reportero le manifestó: El fondo de la casa de Ibrahím da para la calle donde vivo. Mi perro ladraba mucho, yo me levante, el animal estaba furioso, no sabía qué hacer. Desde la ventana observe mi pasillo y el portal, todo estaba tranquilo. No me imagine que el perro estaba poniendo sobre aviso que algo andaba mal en el barrio. Este es un barrio problemático. Por donde quiera hay robos─.

Vuelve a comentarme Ibrahím: ─La policía criminalística menos demorada que otras veces, se personó en la casa, al menos vino con los perros, tomaron huellas; y le instruyeron al Can [Un perro pastor alemán] para que rastreara por su olfato, por suerte el adiestrado animal se dirigió coincidentemente al lugar marcado por mí, llegó hasta la vivienda de uno de los que supuestamente robo en mí casa. Fue detenido y la policía se lo llevó. Hay dos presos, pero falta uno. No sabemos que han declarado, tampoco de los objetos robados. Ya hice la denuncia por Robo con fuerza. Han intentado robarme tres veces, pero en esta oportunidad lo lograron. El valor de los bienes robados puede ascender a los 3 mil dólares o algo más.

[email protected]

Ernesto García Díaz

Graduado de Lic. en Derecho en la Universidad de Camagüey, Cuba. Abogado, notario y dirigente empresarial, consultor marítimo-portuario, especialista en comercio internacional. Autor con el Dr. René Gómez Manzano, del Proyecto de Ley Tierra y el Desarrollo Productivo. Actualmente reside en Miami.

[fbcomments]